Qué es el bouillon, cómo se prepara y para que lo puedes utilizar

·2  min de lectura

El bouillon o court bouillon es un sabroso caldo, acidificado con vinagre, que se usa para hervir pescado y hacer salsas o sopas. Estas bases o caldos son parte de las técnicas francesas de cocina, que se retoman en todo el mundo, como base de diferentes platillos.

Ingredientes bouillon

  • 2 y ½ litros de agua

  • ½ kilo de zanahorias

  • 2 cebollas

  • 4 tallos de apio

  • 1 bouquet garni (Selección de plantas aromáticas, atadas en forma de manojo o envueltas en una manta de cielo).

  • 12 granos de pimienta

  • 2 cucharaditas de sal

  • 1/2 vasito de vinagre de vino

  • Sal al gusto.

Preparación

bouillon
bouillon
  1. Verter la mezcla de agua y vino dentro de una cacerola grande.

  2. Agregar las zanahorias, las cebollas, el apio, el bouquet garni, la pimienta en grano, la sal y el vinagre.

  3. Hervir a fuego fuerte y, cuando hierva, reducir el fuego al mínimo.

  4. Tapar la cacerola y cocinar el court bouillon lentamente durante una hora.

  5. Retirar el recipiente del fuego y colar el líquido con un trozo de tela de algodón o un colador muy fino, dejándolo caer dentro de un bol o un recipiente grande.

Para qué platillos sirve el bouillon

bouillon
bouillon

Este líquido es la base para infinidad de sopas y guisados, sobre todo de pescados y mariscos, carnes delicadas y huevos, aunque hay personas que lo comen como una sopa muy aromática antes del plato principal.

El bouillon está indicado para ingredientes delicados, como el pescado, que necesita muy poca cocción para absorber sabores y ofrecer una carne jugosa y sabrosa. Por otro lado, el pescado también deja su sabor rápidamente en el medio en el que se ha cocinado.

Lo mejor es que puedes elaborar una cantidad grande de boullon, dejarlo enfriar y reservar en el congelador hasta por seis meses cuando llegue el momento de elaborar el platillo deseado.

El tiempo de cocción del pescado o marisco en este caldo, dependerá del tamaño de las piezas, igual que la temperatura del caldo.

Un pescado fino o unos filetes se pueden hacer en caldo muy caliente, en cuestión de segundos, pero un pescado entero puede incluso empezar a cocinarse a partir del caldo frío y calentándolo gradualmente.

Una vez que escalfes el pescado, puedes volver a guardar el court bouillon en el congelador, sólo que ahora se habrá convertido en un caldo de pescado, ideal para preparar una sopa o un risotto o reducirlo a fuego lento y hacer una salsa concentrada que acompañe a otros platos, incluso al plato de pescado que has cocinado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.