Menos botellones, pero más alcohol, tabaco y tranquilizantes: radiografía del consumo de sustancias en España

Friends toasting glasses with red wine in wedding party at winery on sunny day
Friends toasting glasses with red wine in wedding party at winery on sunny day

Friends toasting glasses with red wine in wedding party at winery on sunny day

Menos botellones, pero más alcohol, tabaco y tranquilizantes. Son los grandes conceptos que se desprenden de la Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España (EDADES 2022), que ha publicado el Ministerio de Sanidad este miércoles.

Este trabajo, realizado entre marzo y junio de 2022 y con la participación de más de 26.344 personas, recoge que el consumo desmedido de alcohol ha bajado, tanto a nivel individual como colectivo, pero sigue aumentando su consumo moderado o esporádico. Y preocupan especialmente los datos del grupo de adultos jóvenes

Según el estudio, los que reconocen haberse emborrachado a lo largo del año son un 2,7% menos con respecto a 2020, pasando del 19,4% a un 16,7%. Con respecto a los llamados botellones, estos caen de un 9,9% a un 7,4% en los mismos periodos. Pero el consumo intensivo de alcohol marca cifras mucho más altas en el grupo etario entre 15 y 34 años, entre los que hasta un 35,4% de hombres y un 24,1% de mujeres afirman haberse emborrachado al menos una vez en el último año, y el 6,4% en los últimos 30 días.

Entre los motivos alegados por quienes beben, la mitad de los preguntados aseguran que porque es “divertido” y anima las fiestas, seguido de los que apuntan que les gusta cómo les sienta beber (un 41% de hombre y un 32% de mujeres) y de una tercera razón, la ‘presión social’ para encajar en el grupo.

No varía apenas el dato de población que confiesa haber tomado en algún momento alcohol (de un 93 a un 93,2%), lo que lo mantiene como la sustancia psicoactiva con mayor prevalencia de consumo. El tabaco es la segunda sustancia psicoactiva por porcentaje, con un 69,6% de encuestados que reconocen haber fumado alguna vez, también una cifra estable.

La edad de inicio del consumo en ambas sustancias se mantiene estable en los 16,5 años y los 16,6 años, respectivamente.

El problema de los tranquilizantes

El estudio marca el aumento de otro grupo de sustancias, los hipnosedantes o tranquilizantes, tanto con receta médica como sin ella, que han sido consumidos al menos una vez en la vida por una cuarta parte de la sociedad (un 23,5%), una cifra al alza y que crece un punto con respecto al último trabajo.

En cuanto a la principal droga ilegal, EDADES 2022 sitúa como primera al cannabis habiendo sido consumida alguna vez en la vida por algo más del 40% de la población.

Pero, dentro del último año, la estadística se reduce algo. Un 76,4% afirma haber tomado alcohol mientras que los fumadores son un 39%. Por detrás, otro dato que inquieta es el porcentaje de personas que toman tranquilizantes, con hasta un 13,1%. El cannabis, con un 10,1% y la cocaína aparecen como siguientes sustancias más presentes entre los hábitos de consumo de España.

En cuanto al juego, otro de los apartados tratados por las adiciones, se recoge que dos de cada tres españoles ven como un riesgo jugar con dinero semanalmente, una cifra cercana al 58,1% del grupo entre 15 y 64 años que confiesa haber apostado o jugado online con dinero en el último año.

Related...