Bosnia celebrará elecciones generales el próximo 2 de octubre

·2  min de lectura

Sarajevo, 4 may (EFE).- La Comisión Electoral Central (CIK) de Bosnia Herzegovina convocó este miércoles elecciones generales para el próximo 2 de octubre, en medio de tensiones por las tendencias secesionistas serbobosnias y el descontento de los croatobosnios con la elección de sus representantes en las instituciones del país.

Los ciudadanos de Bosnia, país de unos 3,5 millones de habitantes, elegirán a los miembros de la terna presidencial, jefatura colegiada del país integrada por un musulmán, un serbio y un croata.

Además, se elegirá el Parlamento central y las Cámaras de los entes que forman el Estado bosnio -la Federación común de musulmanes y croatas y la República Serbia-, el presidente del ente serbobosnio y los diputados de las asambleas de los diez cantones que conforman la Federación.

Las elecciones en Bosnia-Herzegovina se convocan en un ambiente en que la ya habituales tensiones étnicas han aumentado a sus niveles más altos desde la sangrienta guerra civil (1992-1995).

En verano pasado el líder nacionalista serbobosnio Milorad Dodik amenazó con sacar el ente de las instituciones centrales del país.

En diciembre anunció la elaboración paulatina de leyes de desvinculación del Ejército, poder judicial y el sistema fiscal central para crear propias del ente serbobosnio.

Además, dentro de sus tendencias separatistas, el ente aprobó una polémica ley que declaraba como propios los bienes del Estado central bosnio, pero que fue suspendida por poderes especiales del alto representante internacional para Bosnia, Christian Schmidt.

El prorruso Dodik, sancionado por Estados Unidos y el Reino Unido por corrupción y por socavar la estabilidad del país, asegura que no acatará la decisión de Schmidt.

En la Federación, los croatobosnios piden elegir a sus líderes y diputados en elecciones separadas de los musulmanes, que son el pueblo bosnio más numeroso.

Las discrepancias entre estos dos pueblos bloquearon la formación del gobierno en la Federación común que debía haber derivado de los comicios de 2018.

Desde hace años la clase política bosnia no logra modificar las disposiciones discriminatorias de la ley electoral.

La actual permite sólo a los miembros de los pueblos constitutivos -musulmanes, serbios y croatas- ser candidatos a la Presidencia colegiada y a la cámara alta del Parlamento central, lo que discrimina a personas de otros orígenes, como gitanos o judíos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.