Borrell viaja a Marruecos en medio del escándalo de corrupción en la Eurocámara

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, visitará Marruecos el jueves y el viernes, anunció el miércoles su despacho, en medio de un escándalo de corrupción en el Parlamento Europeo que alcanzó al reino alauita.

El portavoz de Borrell, Peter Stano, fue preguntado sobre la coyuntura de una visita así a Marruecos, después de que la prensa y varios eurodiputados señalaran el papel del país en una investigación sobre supuestos sobornos, donde también está implicado Catar.

"No olvidemos que por ahora hay alegaciones pero no hay pruebas, la investigación no está concluida", declaró el vocero. "Nadie ha dicho oficialmente, desde un punto de vista judicial, que Marruecos como país era culpable y que debía evitarse en los contactos a nivel internacional", añadió.

Según esta fuente, Borrell ya se reunió "del mismo modo" con el ministro de Relaciones Exteriores de Catar, poco antes de Navidad, al margen de una cumbre regional en Jordania.

En Rabat, el responsable europeo se reunirá el jueves con el primer ministro, Aziz Akhannouch, el titular de Exteriores, Nasser Bourita, y varios representantes económicos.

En el escándalo que estalló en diciembre por supuesta corrupción en el Parlamento Europeo, con Catar en el punto de mira, cuatro personas fueron puestas en detención preventiva en Bélgica, entre ellas la eurodiputada griega Eva Kaili.

Según el diario belga Le Soir, la pareja de Kaili, el ayudante parlamentario italiano Francesco Giorgi, afirmó ante los investigadores haber formado parte de una organización que Marruecos y Catar utilizaban para intervenir en los asuntos europeos.

alm/jca/mr/es/an