Borrell pide a EEUU liderazgo “combinado” para afrontar los retos de desarrollo

·2  min de lectura

Bruselas, 19 nov (EFE).- El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, destacó hoy la necesidad de un liderazgo “combinado” con Estados Unidos para poder hacer frente a los desafíos globales en materia de desarrollo.

“Nuestro liderazgo global combinado es ciertamente muy necesario, hoy más que nunca, para afrontar los retos mundiales de desarrollo”, indicó Borrell en una declaración al término de un Consejo de ministros comunitarios de Desarrollo, en el que acudió invitada la administradora de la Agencia estadounidense de Desarrollo Internacional (USAID), Samantha Power.

El jefe de la diplomacia de la UE destacó que ésta fue la primera ocasión en que una autoridad de Estados Unidos participa en un encuentro de Desarrollo de la UE, y aseguró que tuvieron un “fructífero intercambio”.

Borrell aseguró que acordaron trabajar con la USAID para poner fin a la pandemia de COVID-19 “en todas partes y para todos”.

Además, durante la reunión con Power los ministros de la UE abordaron la creciente brecha de inmunización entre los países desarrollados y en desarrollo.

“Está claro que tenemos que basarnos en la Cumbre Global COVID-19 para asegurarnos de cumplir nuestro objetivo conjunto de una tasa de vacunación global del 70 % por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas el próximo año”, comentó Borrell.

Los Estados miembros apoyaron asimismo la idea de que la doctora Chrysoula Zacharopoulou, representante de la UE en COVAX y copresidenta del Consejo de Accionistas de esa iniciativa para fomentar el acceso a las vacunas contra la COIVD-19, sea la persona encargada de fortalecer la coordinación entre los países comunitarios y acelerar los esfuerzos, especialmente en África.

Por otra parte, los ministros abordaron con Power la necesidad de identificar proyectos concretos para cooperar más estrechamente en la lucha contra la crisis climática, tal y como acordaron en la cumbre UE-EE. UU. de junio pasado.

Los ministros de Desarrollo abordaron también las crisis en Afganistán, Etiopía y Sudán y debatieron las implicaciones que tiene la situación política en la asistencia que presta la UE.

También discutieron los desafíos y oportunidades relacionados con la gestión del agua y, ahí, el tema central de la discusión fue Asia Central, donde la escasez de ese recurso es un desafío geopolítico y la fuente de inestabilidad y presiones migratorias.

Los ministros aprobaron unas conclusiones en las que subrayan que el agua, como “multiplicador de amenazas”, debe formar parte de la política exterior de la UE, que deberá actuar unida y en asociación con las regiones más afectadas por el cambio climático.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.