Borrell, "esperanzado" pero cauteloso con negociación de pacto nuclear iraní

·4  min de lectura

Bruselas, 21 mayo (EFE).- El alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, se mostró este viernes esperanzado de que "las cosas vayan bien" en las negociaciones para salvar el acuerdo nuclear de 2015 con Irán, porque hay "buena voluntad" y "ganas de las dos partes de llegar a un acuerdo", dijo en referencia también a Estados Unidos.

"Yo tengo la esperanza de que las cosas vayan bien porque sé que hay buena voluntad, ganas en las dos partes de llegar a un acuerdo", dijo el jefe de la diplomacia europea en una entrevista con Efe, en la que rebajó el optimismo expresado en los últimos días.

Borrell, que coordina estas negociaciones en nombre de la Unión Europea, recalcó: "No quisiera dar la sensación, como he dicho, de que todo va muy bien, porque todo no va tan bien".

La víspera, el presidente iraní, Hasan Rohaní, aseguró que en las negociaciones sobre el pacto nuclear que se siguen en Viena se ha acordado la eliminación de las principales sanciones de Estados Unidos contra Irán, incluidas las del sector petrolero y bancario.

En una alocución televisada, Rohaní detalló que "las discusiones ahora se centran en los detalles, ya que acordaron (levantar) las sanciones sobre el petróleo, la petroquímica, el transporte marítimo, las aseguradoras y el Banco Central", y afirmó que su Gobierno va a "aplastar el régimen de sanciones" antes del fin de su mandato, el próximo agosto.

"¿De qué manera los Estados Unidos van a levantar las sanciones e Irán va a volver al pleno cumplimiento de sus obligaciones de acuerdo con el pacto? En eso estamos. Creo que hay buena voluntad por las dos partes, pero todavía hay muchas dificultades para resolver", insistió Borrell con cautela.

No obstante, el también vicepresidente de la Comisión Europea valoró como positivo que tras la cuarta ronda de conversaciones en Viena, que concluyó ayer, está previsto que las negociaciones se reanuden la próxima semana, después de que las delegaciones realicen consultas en sus respectivas capitales.

En las negociaciones participan los países que siguen en el pacto -Irán, Alemania, Francia, el Reino Unido, Rusia y China- e incluyen contactos indirectos con EEUU, que abandonó el acuerdo en 2018 por decisión del anterior jefe de la Casa Blanca, Donald Trump, lo que para la UE supuso "una gran decepción".

"Por lo menos (las conversaciones) van a continuar, aunque para ello hace falta que Irán prolongue el acuerdo con la Agencia Internacional de la Energía Atómica para que no se apaguen las cámaras de vigilancia en los centros nucleares iraníes", que "son los más vigilados del mundo", señaló Borrell.

Y es que, razonó, "si esa información se interrumpe, todo será más difícil, y el acuerdo con la Agencia Internacional de Energía Atómica, que acababa estos días, tiene que prolongarse; si se prolonga, van a seguir negociando".

Indudablemente, continuó el político español, "sería mejor que todo se hiciera antes de las elecciones en Irán, pero puede que no todo se pueda hacer antes. Y, naturalmente, después de las elecciones, las cosas pueden ser diferentes según quién las gane".

Hoy por hoy, Borrell dijo "no estar en condiciones" de poder afirmar que se podrá acabar el proceso antes de las elecciones iraníes, ya que "hay que levantar las sanciones a instituciones, a personas de la Guardia Revolucionaria, hay que ver las sanciones de tipo económico que permitan a Irán de nuevo exportar petróleo, recuperar los fondos que tienen bloqueados en otros países, en Corea del Sur, e Irán también plantea las cuestiones relativas a las compensaciones por lo que han perdido por los años que no han podido exportar" petróleo.

"Hay que recordar -precisó Borrell- que fueron los Estados Unidos los que dejaron el acuerdo y durante tiempo después Irán siguió cumpliendo con sus compromisos nucleares".

"Todo eso hace un paquete y comprendo las dificultades políticas que hay, tanto de un lado como del otro, para hacer las concesiones. ¿Quién empieza? ¿Quién sigue? ¿Qué hace cada cual en cada momento del proceso?", planteó el alto representante.

Y, además, está la cuestión de la "desconfianza" de los iraníes, porque "¿quién les garantiza que otro cambio en la Administración americana (después del actual presidente, Joe Biden) no va a provocar otro cambio en los acuerdos?", se preguntó.

"No respetar los acuerdos tiene consecuencias", porque "la confianza es algo que cuesta mucho construir y cuesta muy poco de perder", concluyó.

(c) Agencia EFE