Borrell descarta que Turquía eluda las sanciones a Rusia reconduciendo las exportaciones

Estrasburgo (Francia), 22 nov (EFE).- El alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad , Josep Borrell, descartó este martes que Turquía, que no se ha adherido a las sanciones de la UE contra Rusia por invadir Ucrania, esté eludiendo las medidas restrictivas reconduciendo a territorio ruso exportaciones comunitarias.

“Hay un claro aumento de la exportación hacia Rusia, pero no un claro aumento de la exportación desde Europa” a Turquía, afirmó Borrell durante una sesión de preguntas en el pleno del Parlamento Europeo sobre el pacto logrado entre Rusia y la ONU, con apoyo turco, para que Ucrania pueda seguir exportando sus cereales por la ruta del mar Negro.

Preguntado por las acusaciones a Turquía de que está contribuyendo a circunvalar sanciones europeas, Borrell señaló que se reunió recientemente, durante una visita a Emiratos Árabes Unidos, con el ministro turco de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, y relató que éste le proporcionó datos de los flujos de las exportaciones de Europa a Turquía y de Turquía a Rusia.

“Ciertamente los datos dicen que ha habido aumento importante de la exportación de Turquía a Rusia, pero no en cambio un aumento significativo de las exportaciones de Europa a Turquía”, apuntó.

Por lo tanto, Borrell dijo que “no parece confirmado” que Ankara esté “triangulando” exportaciones europeas a Rusia que la UE ha vetado.

Turquía "no se ha alineado con las sanciones europeas y, por tanto, está en su capacidad de negociar”, indicó el político español, pero consideró en todo caso que “no parece que sea una reexportación de productos europeos”.

“Ciertamente hubiéramos preferido que Turquía se hubiera alineado con las medidas restrictivas que hemos tomado con respecto a Rusia” y, en particular, las referentes a los bienes de uso dual (civil y militar), “porque a fin de cuentas Turquía está en la unión aduanera con la UE”, comentó Borrell.

Sobre el acuerdo para exportar el grano ucraniano, elemento fundamental para la alimentación en países africanos y de Oriente Medio, Borrell explicó que la ONU pidió a la UE “aclarar” a las aseguradoras y transportistas navales que “no tienen que tener temor alguno” a la hora de trasladar fertilizantes desde Rusia, ya que por ello no estarían incumpliendo las sanciones comunitarias.

Según indicó, era una exigencia de Rusia para firmar el pacto sobre la exportación del cereal ucraniano que se hiciera ver a todo el mundo que sus operadores “no se verían afectados por nuestras sanciones, y es lo que hemos hecho”, dijo.

“Hemos liberado las vías para los fertilizantes. El problema es que los fabricantes europeos han reducido la producción por los altos precios del gas”, explicó.

INICIATIVA EUROPEA

Borrell recordó que, ante las trabas para que los cargueros transportasen el grano a través de un mar Negro controlado por la flota rusa en las inmediaciones de Ucrania, la UE puso en marcha los llamados “corredores de solidaridad” para exportar por tierra el cereal.

Pese a los “cuellos de botella” a los que se han enfrentado, la iniciativa de la UE ha logrado sacar 15 millones de toneladas de cereal ucraniano frente a los 10 millones exportados por mar, una ruta que, admitió Borrell, permite llegar más directamente a países con necesidades urgentes como Somalia.

Señaló que, antes de la guerra, la mitad de lo que el Programa Mundial de Alimentos distribuía venía de Ucrania y que ahora, “gracias a los corredores de solidaridad y la iniciativa del mar Negro” los precios han caído un 15 %.

“El hambre mata a más gente que las guerras y el cambio climático no va a hacer la cosa más fácil. En algunas partes del mundo, va a causar mortandad asociada a sus consecuencias agrícolas”, aseguró, a la vez que alertó de una “tormenta perfecta” por los "efectos devastadores” de la guerra alterando los circuitos comerciales, el cambio climático, la sequía o la falta de recursos provenientes del exterior.

El jefe de la diplomacia de la UE se refirió igualmente a la situación en Ucrania y dijo que “desgraciadamente lo que estamos viendo es la destrucción de infraestructuras existentes” que necesitan electricidad para funcionar.

“Otro ataque masivo con drones como el que tuvo lugar hace unos días, y el sistema eléctrico ucraniano estará completamente destruido”, aseveró.

Para Borrell, una “buena manera” de garantizar la capacidad exportadora de Ucrania es “suministrar defensas antiaéreas” para “evitar que su sistema eléctrico sea destruido completamente”.

(c) Agencia EFE