Borrell: El asalto al Capitolio tuvo un eco particular para mí, recordé el 23F

Agencia EFE
·2  min de lectura

Bruselas, 10 ene (EFE).- El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, señaló este domingo que el reciente asalto al Capitolio en Estados Unidos el pasado miércoles le hizo recordar el golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 en España, un país que logró "superar esta prueba".

En una entrada en su blog, el jefe de la diplomacia europea señaló que ver las imágenes de la insurrección en Washington "tuvo un eco particular" para él, que recordó como "hace cuarenta años, la joven democracia española fue amenazada por un asalto al Congreso de los Diputados por parte de un grupo de policía militar".

"Afortunadamente, España pudo superar esta prueba, comenzando entonces los mejores años de nuestra historia moderna", añadió.

Aunque apuntó que los eventos en Washington "no se pueden comparar con el asalto al Congreso español en 1981 u otros precedentes históricos de ese tipo", recalcó que "no se puede subestimar la importancia de lo sucedido y el desastre potencial si el asunto hubiera descarrilado aún más".

"Lo que vimos el miércoles fue solo el clímax de acontecimientos muy preocupantes que han ocurrido a nivel mundial en los últimos años. Debe ser una llamada de atención para todos los defensores de la democracia", subrayó Borrell.

El exministro de Exteriores español advirtió también de que si aceptamos "retroceso tras retroceso, aunque parezcan menores", la democracia y sus valores e instituciones pueden eventualmente "morir de forma irreversible", e instó a hacer frente a los "estallidos demagógicos, discursos incendiarios y campañas de desinformación".

No obstante, también pidió una reflexión sobre "las causas" que alimentan estos fenómenos y cómo cada vez más ciudadanos "ya no se sienten suficientemente protegidos y respetados" a raíz de un crecimiento de las desigualdades, la falta de regulación de las multinacionales y el alto desempleo, entre otros factores.

"Otro desafío sustantivo que enfrentamos para mantener sociedades y economías abiertas y democráticas es lograr remodelar la globalización y reconstruir un sistema multilateral capaz de abordar las disfunciones que han debilitado las democracias en las últimas décadas. Este proyecto debe estar en el corazón de nuestra futura relación con la administración entrante de (el presidente electo, Joe) Biden", afirmó.

(c) Agencia EFE