Borrell alerta de que la guerra en Ucrania entra en una fase peligrosa

Estrasburgo (Francia), 5 oct (EFE).- El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, alertó este miércoles de que la guerra en Ucrania está entrando en una nueva fase “peligrosa” y un “escenario temible” porque Rusia está retrocediendo en la contienda convencional y amenaza con usar armas nucleares.

“La guerra ha entrado en una nueva fase. Una fase sin duda peligrosa, porque estamos ante un escenario temible, ante el que no tenemos que cerrar los ojos”, dijo Borrell en una intervención ante el pleno del Parlamento Europeo.

El jefe de la diplomacia comunitaria afirmó que las noticias desde el campo de batalla "son buenas para Ucrania”, que “está retomando la ofensiva”.

En cambio, advirtió de que es escenario de “una guerra convencional que envuelve a una potencia nuclear, una potencia nuclear que en este momento está retrocediendo en el escenario convencional y que amenaza con utilizar el arma nuclear”.

“Es un escenario ciertamente preocupante en el que tenemos que demostrar que nuestro apoyo a Ucrania no flaquea”, aseveró.

Borrell explicó que las fuerzas ucranianas están avanzando en tres frentes pero recordó que Rusia “sigue teniendo la superioridad numérica y la superioridad de fuego, de potencia”.

Por ello, afirmó que las fuerzas ucranianas están desarrollando una táctica de combate “extraordinariamente ágil, utilizando una inteligencia muy potente, rodeando las plazas fuertes rusas, creando bolsas que acaban siendo destruidas por la propia retirada del ejército ruso”, con lo que “limitan sus pérdidas y avanzan en el terreno de una forma que nadie había podido prever”.

“La situación del ejército ruso es muy mala, entre otras cosas porque los soldados rusos no saben para qué es esa guerra, y los 300.000 que serán sacados de sus casas para ser llevados al frente lo van a entender menos todavía”, recalcó.

Borrell dejó claro que la guerra en Ucrania “se puede ganar en el campo de batalla”, pero defendió que “hay que ganarla, sobre todo, en el campo de las ideas”.

Se refirió a que, más allá del conflicto en territorio ucraniano, se está librando una “guerra por la supremacía de los valores”, ya que Rusia “está desarrollando una intensa campaña en el mundo para explicar que las consecuencias de esta guerra no son de la guerra, son de las sanciones que hemos aplicado”.

Frente a ello, instó a que la Unión Europea lleve a cabo “un gran esfuerzo diplomático de explicación para que el mundo entienda por qué esta guerra”.

El político español dijo que la guerra en Ucrania “no puede acabar por cansancio del mundo occidental”.

“(El presidente ruso, Vladímir) Putin cree que las democracias son débiles. Que los sistemas de opinión pública no soportarán un invierno frío. Está esperando la llegada del General Invierno, que siempre ha salvado en última instancia al ejército ruso”, dijo Borrell, en referencia a que el líder ruso “está esperando que el frío, los cortes en el suministro de gas, los altos precios y las bajas temperaturas minen nuestra voluntad de seguir apoyando Ucrania”.

“Este es el lugar para pedir a los europeos que entiendan lo que está en juego”, enfatizó ante la Eurocámara.

Para Borrell, esta guerra “solo puede acabar de una manera que asegure la paz”, con Ucrania recuperando su integridad territorial y su plena soberanía y con Rusia asumiendo sus responsabilidades políticas y morales, pagando por la reconstrucción y respondiendo por los crímenes humanos cometidos.

Confió en que los embajadores de los Veintisiete, reunidos en Bruselas, cierren antes de que concluya el pleno un acuerdo político sobre el octavo paquete de sanciones propuesto por la Comisión Europea contra Rusia, que combina medidas restrictivas sectoriales y selectivas.

(c) Agencia EFE