Un borrador, llamados y un aluvión de firmas: así se gestó la convocatoria a la mesa de diálogo

Alan Soria Guadalupe

El llamado al Gobierno por parte de políticos, intelectuales y empresarios para conformar una mesa de diálogo urgente para enfrentar la crisis que dejará la pandemia de coronavirus se gestó en menos de una semana.

La iniciativa, que surgió en el Club Político Argentino, canalizó una demanda que en las últimas semanas había tenido expresiones aisladas. En respuesta a esas manifestaciones, la presidenta de la entidad y referente en derechos humanos, Graciela Fernández Meijide, planteó la redacción de un borrador del documento que se conoció ayer.

En diálogo con LA NACION, la dirigente contó que el escrito se envió a las personas que en los últimos días se había expresado en favor de un llamado al diálogo. Entre otros, habló con el expresidente Eduardo Duhalde y con el presidente del interbloque de Juntos por el Cambio en Diputados, Mario Negri.

El presidente del interbloque de Juntos por el Cambio en Diputados, Mario Negri, es uno de los firmantes

A partir de entonces, el borrador comenzó a circular entre otros dirigentes que sumaron sus firmas. Una suerte de efecto cadena. El escrito tiene un apoyo multipartidario en el que figuran dirigentes del macrismo, del peronismo y del socialismo.

Fernández Meijide se sorprendió por la cantidad de adhesiones que se recibieron a las pocas horas y que aún siguen llegando. "Creo que se interpretó bien un momento en el que todo el mundo ve que las cosas están mal y que es urgente tomar medidas. Todo pasó en tres días", dijo.

Entre el centenar de firmantes están la presidenta de Pro, Patricia Bullrich; la exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal; el exministro del Interior, Rogelio Frigerio; la dirigente socialista Alicia Ciciliani; el expresidente Duhalde, y el diputado Negri, entre otros.

El expresidente Eduardo Duhalde es uno de los referentes de peronismo que apoya el llamado

Desde que comenzó a hacerse circular, algunos dirigentes sugirieron modificaciones de forma al borrador. El consenso fue mayoritario, por lo que no hubo modificaciones a su contenido.

"Es un tema que hace rato que individualmente la gente del Club Político estaba pidiendo y otra gente también. Fue cocinándose en un mismo tiempo en distintos lugares. A raíz de eso se me ocurrió plantearlo en el club, se hizo un borrador, se hizo circular. No es de nadie. Nadie puede decir 'nosotros lo hicimos'", explicó Fernández Meijide.

Aunque el Gobierno ya expresó ayer que todavía "no es momento" para conformar esa mesa del diálogo que de alguna manera reeditaría la que se creó tras la crisis de 2001, la presidenta del Club Político dijo que pasó de ser una "optimsta" a ser una "escéptica esperanzada" de que Alberto Fernández acepte. Aclaró, sin embargo, que el aluvión de apoyo al documento fue muy rápido y que todavía no hay definiciones sobre los pasos a seguir, como si la oposición impulsará un proyecto en el Congreso.

"El Gobierno intenta que se hable lo menos posible y su interés es decir que es una movida de Juntos por el Cambio, pero puedo asegurar que no. (...) La declaración no es contra nadie; apunta a que el Presidente se dé cuenta de que se puede entretejer una base para trabajar en conjunto", dijo.

"A través de las autoridades de los bloques legislativos, convoque con carácter urgente a una mesa de diálogo nacional. Es tiempo de implementar un plan de coincidencias mínimas que integre a los partidos políticos, los sectores de la producción y del trabajo, los representantes de la economía informal, las organizaciones sociales, la comunidad educativa, las entidades profesionales, las congregaciones religiosas y demás entidades representativas de la sociedad civil", señala el escrito, que lamenta la caída en la confianza a las instituciones de la república, reclama la independencia judicial y reitera que el Congreso es el ámbito para pactar los consensos.

Además de los dirigentes políticos, el documento lleva la firma de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) y el Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA), entre otras entidades. También adhirieron el escritor Marcos Aguinis, el filósofo Santiago Kovadloff y el constitucionalista Daniel Sabsay.

Nuestro objetivo es crear una comunidad segura y respetuosa de cada uno de sus miembros. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad y mientras estamos trabajando en ello, hemos suspendido temporalmente los comentarios en artículos. Gracias por tu comprensión.