Borra CDMX huella de vandalismo en marcha

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 27 (EL UNIVERSAL).- Luego de los actos vandálicos que se realizaron en la manifestación de mujeres contra la eliminación de violencia de género, autoridades capitalinas comenzaron la limpieza de monumentos, espacios públicos y estaciones del Metrobús.

En un recorrido realizado por EL UNIVERSAL en Paseo de la Reforma y el primer cuadro del Centro Histórico se observó que más de una decena de monumentos fueron dañados con pintas y mazos, que portaban un grupo de mujeres encapuchadas, presuntamente integrantes de la movilización por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Después de la manifestación del lunes las imágenes del Hemiciclo a Juárez cubierto de graffitis con leyendas como "Ni una más" y "Feminicidios" sorprendió a algunos capitalinos. Durante la madrugada de este martes la Secretaría de Obras y Servicios comenzó las labores de limpieza, en las que empleó un gel especial para remover la pintura del mármol, así como agua caliente a presión. Ahora quedan rastros del aerosol que en algunas partes trataron de ocultar con pintura.

"Estos actos de vandalismo generan más violencia y no resuelven nada, estoy empática con la libre manifestación y la solicitud de la erradicación de la violencia de género, pero ellas no me representan", dijo Silvia Álvarez, de 35 años.

En Paseo de la Reforma el monumento a Colón resultó severamente dañado, esto a pesar de que fue protegido con láminas y plástico. Los trabajos de limpieza no se realizaron debido a que la estatua requiere un tratamiento especial, según un trabajador de Obras.

La misma suerte corrieron la efigie de Cuauhtémoc, las estatuas de los personajes aztecas, los pedestales del siglo XIX ubicados en Paseo de la Reforma y los jarrones de bronce, estos últimos estaban en restauración por el daño que tuvieron en otras manifestaciones.

Alejandro Garibay, un vecino de la alcaldía Cuauhtémoc, expresó que las protestas deben ser pacíficas y que si los daños se tornan constantes las autoridades deben hacer uso de la fuerza pública sin importar las manifestaciones.

La Secretaría de Obras y Servicios dio a conocer que se realizó el retiro de graffiti en 7 mil 390 metros cuadrados de los basamentos, monumentos, parabuses, muros y mobiliario urbano de la ruta de la marcha, al mismo tiempo que eliminaron pintas en 250 metros cuadrados de la Glorieta de Insurgentes.

Además las estaciones de La Palma, Hamburgo, Glorieta de Colón, París (en ambos sentidos), Reforma y el Caballito, de la Línea 7; así como la estación Hidalgo de la Línea 3 resultaron dañadas. A pesar que permanecieron cerradas minutos después del paso del contingente de las manifestantes fueron abiertas, una vez que se retiraron los cristales destrozados y no representaban riesgo alguno.