Boris Johnson recurre a Peppa Pig al quedarse sin palabras durante discurso

·2  min de lectura
Imagen de archivo. El primer ministro británico Boris Johnson en Downing Street, Londres

Por Guy Faulconbridge

LONDRES, 22 nov (Reuters) - El primer ministro británico, Boris Johnson, se quedó brevemente sin palabras el lunes cuando perdió el hilo en sus notas durante un discurso antes de obsequiar a los líderes empresariales con una anécdota sobre su reciente visita a un parque temático de Peppa Pig.

Buscando entre sus notas, Johnson suspiró, dijo "maldita sea" y murmuró en repetidas ocasiones "perdónenme" mientras interrumpía brevemente su discurso ante la Confederación de la Industria Británica en el puerto de Tyne, en el norte de Inglaterra.

Se recuperó, hablando sobre los "unicornios" tecnológicos y después sobre una visita a Peppa Pig World, un parque basado en el programa de televisión de animación infantil sobre una excéntrica cerdita rosada y sus amigos y familiares.

"Ayer fui, como todos debemos, a Peppa Pig World", dijo Johnson a los ejecutivos. "Me encantó. Peppa Pig World es mi tipo de lugar: tiene calles muy seguras y disciplina en las escuelas".

Johnson preguntó a la audiencia de ejecutivos si habían estado en el parque temático en Hampshire, en el sur de Inglaterra, que calificó como el Peppa Pig World más grande del mundo y "perfecto para niños pequeños".

"Me sorprende que no hayan estado allí", dijo Johnson a los ejecutivos que no habían visitado el parque, que incluye varias atracciones para los jóvenes fanáticos de Peppa.

"¿Quién hubiera creído que un cerdo que parece un secador de pelo o posiblemente un secador de pelo tipo Picasso, un cerdo que fue rechazado por la BBC, se exportaría ahora a 180 países con parques temáticos tanto en Estados Unidos como en China?", preguntó.

En el discurso, Johnson habló a los líderes empresariales sobre lo que él llama la revolución industrial verde. También dijo que el trabajo del gobierno a veces debería ser "no molestar más" y garantizar menos regulaciones e impuestos.

Johnson ha tenido un par de semanas difíciles, entre críticas por su manejo de una crisis de "corrupción" con los legisladores que cobran por segundos trabajos fuera del parlamento y acusaciones de cambios de política en el tren de alta velocidad y los planes de asistencia social.

"Los parlamentarios conservadores estaban preocupados la semana pasada de que el Número 10 estuviera perdiendo el control. No estoy seguro de que alguno de ellos se sienta mejor si está viendo el discurso de esta mañana", dijo en Twitter la editora política de la BBC, Laura Kuenssberg.

(Editado en español por Carlos Serrano)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.