Boris Johnson no mintió a sabiendas al Parlamento sobre fiesta durante confinamiento: ministro

·3  min de lectura
FILE PHOTO: A handout picture shows British Prime Minister Boris Johnson raising a glass during a party at Downing Street, amid the coronavirus disease (COVID-19) pandemic in London

Por Kylie MacLellan y Elizabeth Piper

LONDRES (Reuters) - Un ministro británico defendió el martes al primer ministro Boris Johnson por las fotografías en las que se le ve bebiendo en una reunión en Downing Street que contravino el confinamiento por el coronavirus, diciendo que no mintió a sabiendas al Parlamento sobre el evento.

ITV News publicó el lunes nuevas fotografías de Johnson bebiendo en una fiesta de despedida en Downing Street en noviembre de 2020, reavivando las acusaciones de la oposición de que violó sus propias reglas de confinamiento por el COVID-19 y las solicitudes de dimisión.

Los recuentos y las fotos de las fiestas con alcohol celebradas en Downing Street, en un momento en que las normas sobre el coronavirus impedían que la gente pudiera socializar e, incluso, en muchos casos asistir a los funerales de sus seres queridos, llevan meses persiguiendo al primer ministro, socavando su autoridad.

Cuando se le preguntó en el Parlamento en diciembre del año pasado sobre los informes en torno a una fiesta celebrada el 13 de noviembre de 2020, Johnson dijo que estaba seguro de que "las reglas se siguieron en todo momento".

"No mintió a sabiendas", dijo el ministro de Transportes, Grant Shapps, a ITV. "En el Parlamento se dice todo lo que se sabe y a veces no tenemos todos los hechos a mano".

Asimismo, Shapps dijo a Sky News que "la pregunta es si estaba allí de fiesta. No, está claro que no (...) está al final de un día ajetreado, baja, saluda a alguien que ha trabajado allí y se va, y para él eso no es una fiesta".

El portavoz de Johnson se negó a comentar de forma directa los eventos del 13 de noviembre y dijo que el primer ministro responderá a las preguntas en el Parlamento cuando se publique un informe de la alta funcionaria Sue Gray sobre lo ocurrido en Downing Street durante el confinamiento.

El programa "Panorama" de la BBC citó a personas con información privilegiada que dijeron que el personal se amontonaba en esos eventos y que, a veces, por la mañana, al llegar al trabajo, se encontraban con botellas tiradas en algunas partes del edificio. Algunas fiestas se prolongaban hasta tan tarde que algunos acababan quedándose toda la noche.

Uno de ellos, que habló de forma anónima, dijo que sentían que tenían permiso de Johnson para celebrar esos eventos porque él estaba allí, aunque sólo estuviera de paso en su piso.

"Él no decía: '¿Pueden acabar e irse a casa? ¿Pueden mantener la distancia social? ¿Pueden ponerse mascarillas? No, no le dijo eso a nadie. Estaba sirviéndose un vaso", dijo el informante, con una voz doblada por un actor.

La legisladora opositora laborista Catherine West, que preguntó inicialmente a Johnson sobre el evento en el Parlamento, dijo a Times Radio: "Es bastante básico querer que el primer ministro de este país diga la verdad".

No obstante, los legisladores del gobernante Partido Conservador estaban divididos. Roger Gale, un viejo crítico de Johnson, acusó al primer ministro de engañar al Parlamento y dijo que "eso es una cuestión de dimisión".

Otro legislador, que pidió mantener el anonimato, afirmó que la mayoría del partido está esperando el informe Gray y los resultados de una investigación del Comité de Privilegios sobre si Johnson engañó al Parlamento antes de tomar alguna medida.

"Sin embargo, todos estamos un poco cansados de poner excusas por Boris", señaló. "Ya es bastante malo disculparse por algo que uno mismo ha hecho, sin tener que poner la cara por otra persona".

(Editado en español por Carlos Serrano)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.