Boris Johnson, sepultado por una montaña de plástico en un impactante spot de Greenpeace

·1  min de lectura

La política medioambiental del Reino Unido, el segundo país que más plástico genera en todo el mundo, tiene muy preocupadas a las organizaciones ambientalistas. La que más ruido está haciendo al respecto es Greenpeace, que ha lanzado una espectacular campaña que está dando mucho que hablar.

La ONG acusa al gobierno británico de reciclar únicamente el 10% de sus residuos plásticos en suelo propio, enviando el resto a países como Turquía o Malasia. Allí, los incineran o se desprenden de ellos, lo que tiene un devastador impacto en la naturaleza. Y es que estamos hablando de nada menos que 1,8 millones de kilos cada día.

Para concienciar sobre esta situación han grabado un impactante spot que da respuesta a una incisiva pregunta: ¿Qué aspecto tendría Downing Street si se arrojara allí esa misma cantidad de plástico?

El anuncio muestra una figura del primer ministro Boris Johnson en mitad de una declaración ante la prensa. Poco a poco empiezan a caer envases de plástico que le golpean en la cabeza, hasta convertirse en una ‘tormenta’ que acaba por sepultarle y arrastrarle hasta el exterior, donde cientos de personas contemplan con asombro la estampa.

El plástico no es solo un problema para la vida silvestre y nuestros océanos, también es un problema para las personas. Las comunidades locales cercanas a los lugares donde se vierte y quema el plástico del Reino Unido están desarrollando serios problemas de salud. No se trata de reconstruir mejor, se trata de países más ricos que explotan a los más pobres”, afirma la ONG.

Con esta pieza tan sorprendente, Greenpeace pide a la gente que aumente la presión sobre el gobierno para que tome medidas y rectifique su política actual. La contaminación generada por los residuos plásticos es uno de los problemas medioambientales más graves, produciendo cada año la muerte de 1 millón de aves marinas y 100.000 mamíferos, según datos de Naciones Unidas.

Fuente: Greenpeace
Fuente: Greenpeace

También te puede interesar: