Boris Johnson envió un saludo navideño a las Islas Malvinas y aprovechó para chicanear a la Argentina

·3  min de lectura
El primer ministro británico Boris Johnson (Scott Heppell/Pool Photo vía AP)
El primer ministro británico Boris Johnson (Scott Heppell/Pool Photo vía AP)

Como es habitual, el primer ministro del Reino Unido le envió un mensaje navideño a los habitantes de las Islas Malvinas, pero lo curioso es que, en esta oportunidad, Boris Johnson aprovechó la ocasión para chicanear a la Argentina.

El saludo fue publicado en la edición de 2021 del medio Penguin News y tuvo dos ejes centrales: el coronavirus y la disputa con la Argentina respecto a la soberanía de dicho territorito.

Al comienzo de su discurso, Boris Johnson felicitó a los kelpers por la eficiencia de su campaña de vacunación, lo que hizo -detalló- que el 97% de su población adulta ya esté vacunada. “Esa es una de las tasas de vacunación más altas del mundo y es algo de lo que todos pueden estar muy orgullosos”, celebró.

Tras ello, proyectó cómo será el 2022 allí. Entonces, deseó que se trate de “un año en el que las islas puedan reabrirse plenamente al turismo, los vuelos comerciales a Sudamérica puedan volver a ponerse en marcha y su gobierno recién elegido pueda avanzar con el trabajo para el que fue elegido”.

En ese contexto, recordó que la guerra entre el Reino Unido y la Argentina por la soberanía de las Islas Malvinas cumplirá el año que viene 40 años. Al respecto, dijo: “Será un año en el que todos podríamos recordar debidamente el aniversario de la invasión, ocupación y liberación de nuestras islas”.

Luego, el primer ministro señaló que en las cuatro décadas que sucedieron desde entonces “muchas cosas cambiaron en el mundo”, pero enfatizó en que “hay una cosa que permanece absolutamente inalterada: el compromiso del Reino Unido con las Falklands y su pueblo”.

Entonces, recordó el momento en que el general Mario Benjamín Menéndez firmó el acta de capitulación que puso fin al conflicto bélico que dejó un saldo de 635 muertos argentinos y 255 británicos. “El compromiso es tan firme como lo fue cuando el general Moore aceptó la rendición del general Menéndez”, dijo. Y ratificó: “Les prometo que eso no va a cambiar”.

Ahí llegó la chicana a la Argentina: “Después de todo, 2021 fue el año en el que incluso la Federación Internacional de Tenis de Mesa reconoció, ante las ruidosas protestas de algunos sectores, la soberanía inviolable de los jugadores de tenis de mesa de las Falklands y los wiff-waffers (referencia al ping pong)”.

Este comentario refiere a las críticas que hicieron la Cancillería Argentina y la Federación Argentina de Tenis de Mesa cuando este organismo internacional incluyó a las Islas Malvinas como “miembro pleno”. Ante eso, el presidente de la Federación Argentina de Tenis de Mesa, Fernando Joffre, había dicho: “No puede haber dos federaciones que representen a nuestro país. También podrían haberlo hecho bajo la bandera de Reino Unido, pero presentaron esto, y no estamos de acuerdo”.

Sobre el final, Boris Johnson subrayó que las Islas Malvinas son parte de la “gran familia británica”, y dirigiéndose a la sociedad, lanzó: “Mientras usted y sus compañeros isleños deseen permanecer bajo el paraguas de los Territorios Británicos de Ultramar, ahí es exactamente donde se quedarán”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.