Boris Johnson busca nuevo reinicio con plan de economía y vivienda en Reino Unido

·2  min de lectura
Foto de archivo del primer ministro británico, Boris Johnson

Por Andy Bruce y William James

LONDRES, 9 jun (Reuters) - El primer ministro Boris Johnson dijo el jueves a los británicos que está "de su lado", prometiendo construir una economía de alto crecimiento y bajos impuestos en la que todo el mundo pueda comprar su propia casa, en un nuevo intento de reinicio tras sobrevivir a una importante revuelta contra su liderazgo.

En un amplio discurso, el líder conservador se comprometió a hacer frente a la subida del costo de la vida y a resolver problemas de larga data, como el de las guarderías inasequibles.

Sin embargo, muchos economistas dudaron de sus promesas, ya que, según las previsiones oficiales, los ingresos fiscales van a alcanzar el nivel más alto desde los años 40 y el crecimiento va a desaparecer.

Johnson advirtió a la opinión pública británica de que no hay una solución rápida para la inestabilidad económica provocada por la invasión rusa de Ucrania, pero que su gobierno utilizaría la "potencia fiscal" para ayudar a aliviar la crisis del costo de la vida.

Argumentó que el crecimiento y una economía con salarios altos aliviarán el dolor de la inflación en un Reino Unido que, según las Cámaras de Comercio británicas y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, se dirige hacia el estancamiento.

En un discurso en la ciudad noroccidental de Blackpool, Johnson dijo que las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania disminuirán con el tiempo, pero que mientras tanto su gobierno actuará para tratar de aliviar la crisis del costo de la vida.

Sin embargo, el simple aumento del gasto o de los salarios no es la panacea, ya que podría alimentar nuevas alzas de precios, dijo, en un cambio de rumbo para un primer ministro que a menudo ha arrojado dinero a desafíos como la pandemia del COVID-19.

"Tenemos que ocuparnos del aquí y el ahora, tenemos que reconocer que hay presiones sobre los presupuestos familiares que para algunos resultarán sencillamente inasequibles", dijo. "Así que este Gobierno está del lado de los ciudadanos británicos para hacer frente a esas presiones".

El principal anuncio de su nueva política fue abordar el descenso de las tasas de propiedad de la vivienda, sobre todo entre los jóvenes, dado el elevado costo de la vivienda en relación con los ingresos.

Según afirmó, ampliará lo que antes se llamaba el "derecho a la compra", la posibilidad de que más personas que viven en viviendas sociales puedan comprar sus casas, al tiempo que pondrá en marcha una revisión del mercado hipotecario para aumentar el acceso a las hipotecas de bajo depósito.

(Reporte adicional de Kate Holton; escrito por Elizabeth Piper; editado en español por Carlos Serrano)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.