Boris Johnson sigue en el hospital con síntomas de COVID-19, pero trabajando

Por Elizabeth Piper, William James y Guy Faulconbridge
1 / 3

Boris Johnson sigue en el hospital con síntomas de COVID-19, pero trabajando

Vista del exterior del Hospital St Thomas en Londres donde el primer ministro británico, Boris Johnson, fue ingresado para someterse a pruebas el domingo después de sufrir síntomas persistentes de coronavirus (COVID-19), Londres, Gran Bretaña.

Por Elizabeth Piper, William James y Guy Faulconbridge

LONDRES, 6 abr (Reuters) - El primer ministro británico, Boris Johnson, seguía el lunes en el hospital sometiéndose a pruebas, después de sufrir síntomas persistentes de la enfermedad por coronavirus durante más de 10 días, pero el gobierno dijo que estaba de buen ánimo y que seguía a cargo.

Johnson, de 55 años, que dio positivo por el virus el 26 de marzo, fue llevado al Hospital St Thomas en el centro de Londres el domingo por la noche para "pruebas de rutina", por lo que su oficina describió como síntomas leves y persistentes de COVID-19, la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus.

Su portavoz pidió precaución a los medios sobre informes de que Johnson estaba recibiendo tratamiento con oxígeno, pero se negó a responder directamente si tenía neumonía.

"Siguiendo el consejo de mi médico, fui al hospital para algunas pruebas de rutina, ya que todavía estoy experimentando síntomas de coronavirus", dijo Johnson en Twitter.

"Estoy de buen ánimo y me mantengo en contacto con mi equipo, mientras trabajamos juntos para combatir este virus y mantener a todos a salvo".

Johnson, que se había autoaislado en Downing Street, pasó una noche cómoda en el hospital y permaneció allí bajo observación, dijo el secretario de Asuntos Exteriores, Dominic Raab. Sin embargo, hubo pocos detalles.

No estaba claro de inmediato cómo un primer ministro enfermo podría liderar la respuesta del gobierno al brote desde un hospital. Algunos médicos dijeron a Reuters que no estaba claro qué se entiende por pruebas de precaución para las complicaciones de COVID-19.

Los médicos dijeron que una persona de la edad de Johnson con síntomas de COVID-19 después de 10 días probablemente sería evaluada para determinar sus niveles de oxígeno, funciones pulmonares, hepáticas y renales, y se le sometería a un electrocardiograma.

En una conferencia de prensa sobre si Johnson tenía o estaba en riesgo de contraer neumonía, el director médico de Inglaterra, Chris Whitty, dijo que no hablaría de un paciente en particular, pero agregó que una "clara mayoría" de las personas que van al hospital con el coronavirus terminan en una cama general y no en cuidados intensivos.

Gran Bretaña no tiene un plan de sucesión formal en caso de que el primer ministro quede incapacitado, pero Raab, de 46 años, presidió la reunión de emergencia COVID-19 del gobierno el lunes.

Cuando se le preguntó en la conferencia de prensa si había estado en contacto con Johnson el lunes por mensaje de texto o por teléfono, Raab dijo que había hablado por última vez con él el sábado.

Raab, a la pregunta de un periodista de si estaba listo para hacerse cargo si fuera necesario, dijo que no iba establecer hipótesis.



(Reporte de Elizabeth Piper, escrito por William James. Editado en español por Javier López de Lérida)