A bordo de sus autos, feligreses asisten a tomar ceniza en Morelos

·1  min de lectura

CUERNAVACA, Mor., febrero 17 (EL UNIVERSAL).- La imposición de la ceniza a los feligreses católicos se realizó con la sana distancia, incluso a bordo de sus autos. Esta vez los párrocos evitaron tomar la ceniza con sus manos y llevarla a la frente de los fieles que acudieron a la catedral para celebrar el inicio de la cuaresma.

Para esta ocasión, los sacerdotes dejaron caer el polvo sobre la cabeza de los feligreses y así atendieron el protocolo por la emergencia sanitaria del Covid-19 y evitaron los contagios.

En la Catedral de Cuernavaca, el párroco Israel Vázquez Melchor colocó el signo a los religiosos a bordo de vehículos que circularon por la calle Hidalgo del centro de la ciudad, así como a algunos transeúntes.

La iglesia católica también entregó la ceniza en bolsitas para que los feligreses realicen la puesta en sus domicilios durante la celebración de las misas que se trasmite por redes sociales.

El padre Israel Vázquez dijo que cuando se anunció el cambio en el color del semáforo sanitario, la Diócesis de Cuernavaca y las demás iglesias abrieron sus puertas para realizar este rito que para muchas personas es importante.

"Sabíamos que no podíamos hacer celebraciones donde se aglomeren personas y por eso se decidió colocar la ceniza desde tu auto para aquellas personas que buscan ese signo, porque para ellos es importante iniciar la Cuaresma de esta manera; es fundamental para los cristianos y lejos de una superstición es un signo importante", señaló el párroco.

Dijo que las celebraciones eucarísticas se llevaron a cabo a las 12:00, 17:00 y 19:00 horas, y al finalizar cada una de las misas uno de los padres saldrá a la calle Hidalgo para colocar la ceniza a los automovilistas.