El boom de los autoshows: recitales, stand up, espectáculos para chicos y la vuelta de las fiestas Bresh

Mauro Apicella
·12  min de lectura

Los autocines regresaron hace unos años como una curiosidad vintage, pero desde la llegada de la pandemia comenzaron a incluir shows musicales, teatrales, espectáculos infantiles y fiestas electrónicas. La cartelera del próximo fin de semana nos ofrece pistas suficientes para entender este fenómeno y analizar su desarrollo, desde la aparición de escenarios para el rock y el pop hasta la manera en que se hace foco en el público familiar, que podría ser el que extendería la vida útil de esta alternativa de entretenimiento, hasta la vuelta a la "vieja normalidad".

Coti fue el encargado de inaugurar a principios de septiembre pasado los "autoconciertos" en AMBA, zona que por entonces era la que más preocupación traía por el incremento en los contagios de Covid-19 (actualmente la atención también está puesta en otras provincias). El cine desde el auto es una de las maneras más seguras al momento de elegir una salida para cortar la rutina de la pandemia. Y los recitales, al tener el mismo formato, mantienen los mismos protocolos y garantías. Quizás en este último caso, como los artistas están allí y la emoción es otra para el público, haya que insistir con la consigna de no salir del auto, pero nada impide asomarse por la ventanilla o hasta por el techo corredizo del vehículo.

El formato autocine ampliado a la música, el stand up y los shows para chicos está teniendo un efecto multiplicador. "Cuando comenzamos con Autocine Al Río, en San Isidro, vinieron a vernos de muchos municipios. Algunos para asesorarnos otros para asociarnos. También vinieron algunos privados. Gente que tiene un campo, por ejemplo -explica Agustín Contepomi-. Ahí se ven los pro y los contra de cada caso. Si hay electricidad o se necesitan grupos electrógenos y los requerimientos de espacio, como la distancia entre filas y los ingresos y salidas. La primera referencia que tuvimos fueron los autocines de España, Noruega o Estados Unidos. Y luego fue hacer todo en tiempo real".

Agustín, que durante más de una década fue una de las caras del canal musical Quiero (Música en mi idioma) pensó que había que dar el salto a los recitales y ahora al teatro. "Vi que estaba todo totalmente parado y pensamos en cómo se podía reactivar. Ir probando. Y ver si la gente podía disfrutar ese formato".

A diferencia del streaming, que una vez que regresen los shows con público a la vieja normalidad podrá tener un rol complementario en la producción de recitales, el entretenimiento (sea de cine, teatro o música) orientado al público familiar podría convertirse en una alternativa a las salas convencionales (sin un rol complementario).

"Creo que el formato del autocine era algo seductor y tenía hasta algo de leyenda, porque había generaciones que no lo vivieron. Hoy en día con la tecnología aplicada a ese formato antiguo (el sonido por FM, desde la radio del coche e imagen de alta definición) creo que la calidad del producto es alta y la gente disfruta del programa. Y especialmente por el hecho de que lo pueda ver con la familia", explica el productor.

En primer lugar, por el costo. Como la entrada se cobra por auto, es más rendidor para una familia tipo -en horario matiné llega a ver un show infantil o una película ATP- que para una pareja que va a un recital (a menos que se asocie con un par de amigos). Lo singular es que el formato funciona porque los padres sienten que la situación puede ser menos riesgosa que la del cine. "Generalmente tenemos una función temprano para chicos y los padres terminan en los asientos de atrás, mirando el celular. Y si los pibes tiran pochoclo, todo queda dentro del auto, no molestan a los de las filas de atrás". Esto mismo se traslada a los shows en vivo de espectáculos infantiles.

Signos de este tiempo

La mayoría de los autocines ofrece un servicio de comidas por delivery aunque alguna gente opta por llevar de casa. "Es muy particular toda esta situación. Sin bien tenemos un protocolo que se sigue al pie de la letra, algunos prefieren consumir lo que llevan de su casa. Mate por ejemplo. Es un programa diferente", explica.

Los aplausos se convirtieron en bocinazos. "Entendí -completa Agustín- que además de crisis económica hay crisis emocional. Lo que pudimos vivir y experimentar es increíble. Aunque el artista no tiene el mismo ida y vuelta puede ver al público asomado por las ventanillas. Y las bocinas, que podían ser una cosa invasiva, terminaron siendo gratificantes".

Cada autocine busca su particularidad. El Autoflap, que este sábado tiene programado para la tarde al show infantil de Panam, es el más amplio, con capacidad para 330 autos, está ubicado en el predio de la República de los Niños, en Gonnet. In Car Luján busca destacarse en la combinación "Naturaleza, música y gastronomía al aire libre", desde el predio de Rodizio Campo. Iba a comenzar con su programación un par de semanas atrás pero por directivas del municipio en torno los aumentos de contagio de coronavirus, algunos espectáculos ya fueron reprogramados. Este sábado, para el público familiar la propuesta es Cantando con Adriana. En la agenda de In Car Luján también aparecen el Ballon Day (día de globos aerostáticos) y, en algunas trasnoches, sets de DJ.

También entra en escena el Renault Drive In desde el Mandarine Park de Punta Carrasco, con una curaduría de shows que busca el equilibrio entre la música y el stand up y el doble formato autoconcierto o streaming. Para algunos shows está la muy interesante posibilidad de ir o verlo desde casa. Y desde hacer varias semanas en el SkyCineCar de Canning se combina el cine con la música y los unipersonales (Dalia Gutmann, Coco Sily, Hernán Casciari, Lucho Mellera, Ezequiel Campa, entre otros).

Nuevos rubros

"Nuestra búsqueda comenzó meses atrás, con la cuarentena extendida, luego de que hicimos en mayo el Quilmes Rock en streaming -explica Matías Loizaga, director socio de la productora de espectáculos PopArt-. Eso nos sembró la semilla de no esperar la vacuna. Los eventos que veíamos en autocines de Dinamarca y Alemania podían ser una solución transitoria, pero efectiva, rápida de hacer, que apuntaba a la necesidad de la gente de entretenerse y de que se cuidaran estando dentro de los autos. A nosotros, la realidad nos hace seguir manteniendo la responsabilidad que tenemos como productora de casi 20 años. Mantener bandas y personal de trabajo activo. En cuanto a la curaduría, se juntaron muchas variables. Pensamos en Richard Coleman & el Trans-Siberian Express, Estelares, Massacre, Los Cafres, que está festejando sus 30 años, y otras bandas como Los Pericos que son un clásico y que le gusta a toda la familia. Además el stand up, con Dalia Gutmann o Sebastián Wainraich con Peto Menahem, que hace rato que no hacían algo juntos".

Loizaga dice que el ciclo está programado hasta noviembre y espera que a partir de ese momento se anuncie otro, o espectáculos con un formato ampliado, hacia el verano. "Todo el tiempo se prueban cosas. Por ahora el autocine es la solución intermedia a la vacuna. Pero quizás más adelante se puedan hacer eventos con distanciamiento social. Estamos a full trabajando y conversando con el Gobierno de la Ciudad, con las cámaras de entretenimiento, con los músicos. Intercambiamos ideas".

Costo beneficio

Lograr que el formato autocine ampliado a espectáculos en vivo sostenga la atención del público hasta la llegada de la vacuna o hasta que un posible retroceso en los contagios permita otro tipo de eventos presenciales, es un desafío que se debe medir día a día porque los números no son los mismos que los de la "vieja normalidad" al momento de hacer un show. Mientras que en un estadio de fútbol pueden entrar para ver un recital entre 40.000 y 60.000 personas (en el Único de La Plata, River o Vélez), en un predio similares características (cancha, plateas y tribunas) pueden ingresar entre 200 y 300 autos (a entradas promedio de 3000 pesos) con un máximo de cuatro personas por coche. Y esto equivale al aforo de un teatro de unas 1200 personas.

Tanto la futura sociedad de los emprendedores de AutoFlap y Autocine Al Rio, con una productora platense, como el equipo que PopArt forma con Mandarine y Renault sirve para apuntalar el negocio. "El esponsoreo es fundamental para que el negocio sea rentable, o al menos, se llegue a cubrir costos -explica Loizaga-. Es difícil mantener una estructura de shows en vivo. Por eso nos unimos entre varios. Nosotros ya hemos hecho eventos de 100 mil personas. Ahora tener entre 150 y 300 autos es un número que está bien [el aforo de Mandarine Park será de unos 190 vehículos]. No te deja un margen amplio de ganancias. Pero lo importante es mantener la estructura viva. Dar trabajo. Somos, si se quieren, la industria más golpeada y con menos visibilidad de cuándo volverá. Ya vendrán tiempos mejores, eventos más grandes y recupero. Ahora es importante volver al ruedo".

Mientras tanto, el autoshow va creando sus propias costumbres. Las bocinas reemplazan a los aplausos; la FM al sonido directo. No se puede bajar del auto aunque si hay que usar el baño se encienden las balizas y algún acomodador nos indicará el camino, que se hará a pie. No se compran ubicaciones. Es por orden de llegada aunque los autos, que son más petisos que las camionetas, tienen el sector más cercano al escenario. La nueva normalidad se va haciendo camino y los autoshows son hechos claros de estos tiempos. El desafío es sostenerlos y, si la pandemia continúa por un tiempo, generar un hábito diferente frente al entretenimiento.

Algunos de los predios que están ofreciendo teatro y espectáculos infantiles son Autoflap (República de los Niños, Camino Gral. Manuel Belgrano S/N, Gonnet), Autocine Al Río (Sebastián Elcano 1750, Martínez), Renault Drive In (Mandarine Park, Avenida Costanera Rafael Obligado 2221), In Car Luján (Rodizio Campo Luján, Avenida Presidente Raúl R. Alfonsín 2599, Luján), Autoteatro Seminari MunicipalTeatro Seminari - Autocine Municipal Italia (Maschwitz Mall de Ingeniero Maschwitz. Santiago del Estero 690), Sky Cinecar (Ruta 58 Km 10,4, Canning). Autocine Obras (Avenida del Libertador 7395), que inaugura el segmento de shows en vivo con una fiesta electrónica. Hipódromo de Palermo , Avenida del Libertador 4101. Atlas - La Rural (Avenida Sarmiento 2704) y Auto Teatro La Rural, Autocine Multiespacio (Avenida Presidente Perón 6830, Ituzaingó).

Bailar en el auto

Las multitudinarias fiestas Bresh pasaron de los espacios "presenciales" a las virtualidad cuando comenzó la pandemia. Y desde este fin de semana el formato será para las cuatro ruedas. A fines de abril (a un mes de instalada la cuarentena estricta) la @FiestaBresh llegaba a convocar en una de sus fiestas a 65.000 conectados en simultaneo y 450.000 en una noche electrónica. Con el paso de los meses y las semanas, esa cifra casi se duplicó. Ahora el plan es volver a un formato presencial, pero dentro del auto, con un encuentro que se realizará este sábado, de 21.30 a 2, desde el Estadios Obras.

A esta altura no seremos muy originales al decir que la pandemia nos ha dado ideas suficientes para crear una temporada completa de una serie del estilo de Black Mirror. ¿Cómo se vive una fiesta sin salir del coche? "Me parece que va a ser un gran desafío a la creatividad. Muy impactante desde lo visual y con una narrativa y una línea que lleve a todos a sentirse como en una película. Vamos a jugar con la idea del autocine. Este 2020 nos deja formatos nuevos que tendremos que adoptar hasta que podamos volver a las formas antiguas. La música es la línea que conecta todo y vamos a sacar a relucir los hitazos para sentir la presión de los bajos en el pecho", dice Broder, director artístico de "la" Bresh. "El autocine tiene de piola que da garantías de protocolo y seguridad, y puede resistir la subida y bajada de casos [de Covid-19], o sea que hay que amigarse con este formato. Con la experiencia juntada en Buenos Aires quizá podamos definir un calendario para llevar este show a otras ciudades. Por otro lado, la pandemia plantea un minuto a minuto donde las cosas van para atrás y para adelante. Pueden aparecer nuevas formas. La comunidad artística nos exige capacidad de adaptación", completa.

Agenda de octubre

Dalia Gutmann, hoy viernes 23, a las 20.30. Drive In Shows Renault, Mandarine Park. Entradas aquí

El Show de Panam y Circo, el 24, a las 18.30, en Autoflap ($1900).

Sebastian Wainraich y Peto Menahem (Stand up), el 24, a las 22.30. Drive In Shows Renault, Mandarine Park.

David Lebón, el 24, a las 22, Sky Cinecar Canning.

Soy Rada and The Colibriquis, el 24, a las 20.30 y 22.30. Teatro Seminari Maschwitz Mall, y el 29, a las 21.30, en Autocine al Río.

Los Cafres, el 24. Drive In Shows Renault, Mandarine Park (Entradas agotadas)

Fiesta Bresh, el 24, desde las 21.30, en Autocine Obras.

Richard Coleman. El 25, a las 20. Drive In Shows Renault, Mandarine Park.

Los Pericos, el 29, a las 21. Drive In Shows Renault, Mandarine Park.

Estelares, 30 de octubre, a las 21. Drive In Shows Renault, Mandarine Park.

Hernán Casciari, el 31, a las 22. Sky Cinecar.

Javier Calamaro, el 31, a las 21 y 23. Teatro Seminari Maschwitz Mall.

Mariano Mellino & Soundexile, el 31, a las 18. Drive In Shows Renault, Mandarine Park.

Coti, el 31, a las 21. Hipódromo de Palermo.

Fabiana Cantilo, el 31, Autocine al Río. Y el 31, en In Car - Rodizio Campo Luján.

Agenda de noviembre

Massacre, el 1°, a las 19. Drive In Shows Renault, Mandarine Park.

El Choque Urbano, el 5, a las 22. Sky Cinecar.

Los Bonnitos y a la medianoche DJ set con Ale Lacroix y Louta como invitado especial. el 6. In Car - Rodizio Campo Luján.

Turf, el 7. In Car - Rodizio Campo Luján.

The Beats, el 8, a las 19.30. Autocine al Río.

Dalia Gutmann (Stand up), el 13, a las 22, Sky Cinecar Canning.

Ezequiel Campa (stand up), el 20, a las 22, Sky Cinecar.

Soy Rada and The Colibriquis, el 21, a las 22. Sky Cinecar.