Booking.com colocará avisos para lugares en Cisjordania

·2  min de lectura
ISRAEL VIAJES ADVERTENCIA (AP)
ISRAEL VIAJES ADVERTENCIA (AP)

La agencia de viajes online Booking.com anunció el lunes planes de añadir advertencias para destinos en Cisjordania, convirtiéndose en la más reciente compañía extranjera en intervenir en el conflicto palestino-israelí.

La agencia dijo que quienes quieran hacer reservaciones en asentamientos judíos en esa zona, recibirán el aviso de que estarán viajando a “una zona disputada, conflictiva y de alto riesgo” que puede conllevar a “riesgos más graves”.

La compañía dijo a The Associated Press que todavía está trabajando en la redacción de los avisos, que emitirá para Cisjordania y para otras regiones del mundo. No especificó cuándo empezará a añadir esos avisos.

La medida vendría en momentos en que aumenta la violencia en Cisjordania, donde operativos de las fuerzas israelíes este año han dejado 85 palestinos muertos. El lunes, el ejército israelí informó que un vehículo fue atacado cuando pasaba por una aldea palestina en el norte de Cisjordania. No se reportaron heridos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel se negó a hacer comentarios.

La mayor parte de la comunidad internacional considera los asentamientos —construidos en tierras que Israel conquistó en la Guerra de los Seis Días de 1967— como una violación del derecho internacional.

Unos 700.000 colonos judíos viven en Cisjordania en Jerusalén oriental, que Israel se anexó. Los palestinos anhelan tener esas tierras como parte de un futuro estado independiente.

Agencias de viajes online como Airbnb y Booking.com han sido presionadas desde hace tiempo por palestinos, activistas y grupos de derechos humanos para que dejen de ofrecer lugares de alojamiento allí.

Pero si lo hacen se arriesgan a la furia israelí. Israel y sus partidarios acusan de antisemitismo a quienes apoyan boicotear al país o a productos hechos en los asentamientos.

Airbnb canceló planes de dejar de publicitar lugares en los asentamientos en 2019 al sufrir demandas judiciales en Estados Unidos e Israel.