Bonos argentinos se acercan a mínimos por aversión al riesgo atentos a negociaciones con FMI

·3  min de lectura
Logo del FMI

BUENOS AIRES, 30 mar (Reuters) - Los bonos de Argentina volvieron a caer el martes ante un aumento en la desconfianza de los inversores dada la lenta negociación del país con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reestructurar una deuda de 45.000 millones de dólares en medio de una economía golpeada por la pandemia de coronavirus.

El ministro de Economía argentino, Martín Guzmán, viajará a mitad de abril a Europa para reunirse con pares, funcionarios y representantes del sector privado para tratar la renegociación con el FMI y la deuda con el Club de París por unos 2.400 millones de dólares.

"Los bonos nuevamente están cerca de mínimos. Claramente, el panorama no es muy alentador ante la falta de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, con el riesgo país en niveles muy altos", dijo Matías Roig, director de Portfolio Personal Inversiones.

"Esto también está afectando a las colocaciones en pesos del Gobierno nacional", añadió y señaló que "si bien se ve mucha participación del sector público, en lo que son las colocaciones con CER (inflación), las tasas están más altas. No tanto las de corto plazo, sino las que pasan el año".

Argentina colocó el lunes títulos del Tesoro y canjeó deuda por 246.862 millones de pesos valor nominal (unos 2.686 millones de dólares), como parte de su financiamiento en el mercado doméstico frente a la imposibilidad de acceder al crédito externo por el alto costo que genera el riesgo país.

* Los bonos en el segmento extrabursátil finalizaron con una baja promedio del 0,8%, luego de ceder un 2,3% en las anteriores cuatro rondas de negocios. El título de referencia 'Bonar 30' cayó un 0,9%.

* "Los operadores siguen sin detectar 'drivers' que puedan habilitar un repunte de las castigadas valuaciones. Ello se debe a que la segunda ola (de COVID-19) suma restricciones que podrían afectar el rebote económico, así como acentuar los desequilibrios fiscales y monetarios, en momentos donde se descuenta la postergación de un acuerdo con el FMI", dijo un analista.

* El riesgo país medido por el banco JP.Morgan subía 19 unidades, a 1.595 puntos básicos, cerca de su nivel máximo histórico de 1.669 unidades anotado a inicios de mes, desde el millonario canje de deuda que realizó el país hace seis meses.

* El peso en el segmento mayorista se depreció un leve 0,04%, a 91,95/91,96 unidades por dólar, con la participación del banco central, que pudo comprar para sus reservas unos 100 millones de dólares, comentaron operadores.

* "El banco central continúa desacelerando el ritmo de depreciación del tipo de cambio oficial, pero en caso que la inflación núcleo persista en torno al 4% mensual, vemos más difícil contener la brecha del dólar oficial con el (alternativo) contado con liquidación", dijo el agente de liquidación y compensación Neix.

* "La estrategia es anclar el tipo de cambio oficial (mayorista) y contener la brecha a través de intervenciones en el mercado de bonos: desdoblamiento (cambiario) en los hechos", añadió.

* El BCRA utiliza parte de estos dólares, que compra en la ronda mayorista (MULC) para abastecer a la plaza del 'CCL' vía el mercado de bonos. O sea, la entidad compra contra dólares (bajan reservas) y vende contra pesos (contrae la base monetaria). Por tal motivo, no se ve un impacto directo en las reservas internacionales que apenas subieron algo más de 300 millones de dólares en el mes.

* En los segmentos alternativos, el peso cotizó a 147,85 unidades en el bursátil 'CCL', a 141 en el 'dólar MEP' y a 141 en la franja marginal de cambios.

* El índice S&P Merval mejoró un 1,8%, a un cierre provisorio de 48.090,66 unidades, liderado por acciones del sector energético.

(Reporte de Walter Bianchi; Reporte adicional de Hernán Nessi; Editado por Jorge Otaola)