Otro Bonillazo: gobernador de BC propone que el congreso elija qué alcaldes pueden pedir licencia

Newsweek Baja California
·2  min de lectura

El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, presentó esta semana una iniciativa para que el poder legislativo sea quien resuelva si los alcaldes pueden separarse de sus cargos.

Con esta medida legislativa, el congreso local podría impedir que un alcalde pueda competir por un cargo de elección popular, pues los diputados podría rechazar la propuesta de separación de cargos.

La iniciativa presentada por el gobernador y el secretario general de gobierno, Amador Rodríguez Lozano para reformar el artículo 42 de la Ley del Régimen Municipal, también plantea que sea el gobernador del estado quien proponga quien será el alcalde sustituto, que también será votado por los diputados.

“La solicitud de licencia para separarse provisional o definitivamente del cargo de un Munícipe, mayor a 15 días será resuelta en definitiva por el Congreso del Estado. En los casos en que proceda nombrar a quien lo sustituirá, el gobernador del estado es quien hará la propuesta para que el Congreso la apruebe o rechace”, dice la propuesta firmada por los dos morenistas.

La propuesta también plantea que el congreso solo podrá rechazar dos propuestas para el cargo, que habrá de presentar el gobernador. Y cuando se caiga en ese supuesto, “el gobernador es quien hará la designación”.

Una fuente legislativa con conocimiento del caso informó que el congreso planea votar mañana esta modificación de ley.

El congreso tendrá sesión extraordinaria a las 10:00 de la mañana, y el cabildo de Tijuana sesionará a las 7:00 PM, que deberá votar la segunda licencia del alcalde Arturo González Cruz para separarse del cargo.

El único alcalde que solicitó licencia con la intención de contender por un cargo de elección popular en Baja California, ha sido el presidente municipal de Tijuana, Arturo González Cruz, quien ha sido criticado por el gobernador y que no forma parte de aquellos a los que promueve públicamente.

Tras apenas unos días de ausentarse del cargo con la autorización del cabildo de Tijuana, González Cruz volvió al cargo, y trascendió que el sábado 14 de noviembre volverá a solicitar permiso para separarse de su función como alcalde.

Las leyes de Baja California plantean que son los cabildos de cada municipio quienes votan la solicitud de un alcalde para separarse de sus cargos, y el sustituto de los mismos es votado en la boleta electoral junto al primer edil.

La oficina del titular de la Secretaría General de Gobierno no respondió si emitirían una posición sobre la iniciativa.