Jones dispuesto a esperar hasta septiembre por el más grande del peso completo en la UFC, pero no más

·2  min de lectura

El que esperó mucho también puede esperar poco. Después de que Stipe Miocic revelara que no estaría listo hasta septiembre, Jon Jones admitió que estaría de acuerdo con pelear en esa nueva fecha, porque su interés se mantenía en enfrentar al mejor peso completo de todos los tiempos en la UFC.

Se rumoreaba que Jones regresaría en la Semana Internacional de la UFC el 2 de julio contra Miocic, un momento donde la empresa de artes marciales mixtas suele convocar a sus mejores guerreros y promover grandes eventos, pero ahora todo apunta para el otoño, cuando podría regresar otro de los históricos: Conor McGregor.

Sin duda, esta pelea entre Miocic y Jones será una de las más grandes del peso máximo en la UFC y con el añadido de ser por el título interino en espera que el campeón Francis Ngannou se recupere de una operación en la rodilla y aclare su situación contractual.

“La gente ha estado hablando de lo increíble que es esta cartelera, y el otro día le estaba diciendo a alguien que nuestra alineación para este verano es increíble, así que espero que Jon Jones sea parte de esa alineación este verano’‘, comentó. White a TMZ Sports. “Stipe tiene sentido para Jones”.

Sin embargo, ahora se informa que la pelea se retrasó hasta septiembre y ‘Bones’ acudió a Twitter para confirmar la noticia diciendo que fue a pedido de Miocic, quien suele tomar largos períodos de preparación, especialmente luego de su derrota por nocaut ante Ngannou.

“Stipe dice que estará en su apogeo absoluto en septiembre’‘, escribió Jones en sus redes sociales. “Estoy decepcionado pero paciente, quiero que la cabra de peso pesado esté en su mejor momento. Esperaré hasta septiembre. Sin excusas”.

Sin duda, la noticia es decepcionante para los fanáticos, ya que Jones ha estado insinuando sobre su debut en el peso pesado desde que dejó vacante el título de peso semipesado en 2020. Finalmente parecía estar cerca de suceder, pero ahora se retrasará unos meses más.

Jon Jones no pelea desde UFC 247 en febrero de 2020, donde venció por decisión a Dominick Reyes para defender su cinturón ligero pesado, pero después de la victoria, dejó vacante la corona y había planeado pasar al peso máximo con la intención de enfrentar a Ngannou.

Pero diferencias monetarias dieron al traste con esos planes y Jones se dedicó a prepararse para el salto divisional que ahora se traslada a septiembre.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.