Bombero festeja Día del Padre y 40 años de servicio

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 19 (EL UNIVERSAL).- Raúl Solano Ponce lleva 40 años de servicio en el Heroico Cuerpo de Bomberos. En toda su carrera los hechos que lo marcaron fueron el terremoto de 1985 y la explosión de San Juanico, Estado de México.

Por ser Día del Padre dice que todo es una expectativa y los festejos no son los mismos, pues a veces le ponen las mañanitas, otras veces, lo sorprenden con un pastel.

Tiene una hija a la que le dio todo, y ella ha presenciado toda su carrera en los bomberos de la Ciudad de México, institución a la que le ha entregado su vida porque "es muy noble".

En entrevista con EL UNIVERSAL, este bombero capitalino expresa que se siente muy orgulloso por continuar en las filas del cuerpo de bomberos, en donde ha desempeñado papeles importantes en el cortado de estructuras.

Este bombero capitalino ingresó a las filas el 1 de junio de 1978 a los 21 años e inmediato empezó a sentir cariño por la corporación, sin embargo, los planes de vida lo llevaron a interrumpir su carrera.

Raúl y su esposa querían formalizar una familia y para eso necesitaban ofrecerle una estabilidad, la cual encontraron al instalar un negocio familiar que le permitió dar un hogar a su familia. Hoy su hija tiene 21 años y se siente orgulloso por los años que su padre ha desempeñado como bombero.

"Cuando entré a bomberos me mandaron a la estación de Tlalpan; como a los tres años me mandaron a la Central por el oficio que tenía, estuve en el taller como cortador, eso me ayudó bastante en el terremoto del 85, porque yo era el que cortaba varillas, trabes, para sacar a la gente atrapada", dijo.

Rememora sus años previos a ser padre, a la edad de 25 años, hoy su hija roza los 20 años, y por ella y su familia, el bombero Raúl Solano, permanece en esta labor al frente de las emergencias que ocurren en la ciudad.

"Se siente muy bonito ser bombero, es una de las corporaciones más nobles, la gente confía más en los bomberos en cualquier evento que hay, por eso, es muy querido (cuerpo de bomberos)", señaló.

Por el Día del Padre, el bombero Raúl Solano reflexiona: "pertenecer a una corporación tan bonita, tan loable, da mucho valor, los compañeros, bueno, hay mucho apoyo. Mi familia, que puedo decir, tengo una hija", dijo.

"Cuando me despierto me ponen las mañanitas, me caen a la cama y me abrazan, es algo bonito", concluye.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.