La bomba "black out", el arma especial que prepara Corea del Sur ante las amenazas de Kim Jong-un

LA NACION

La tensión está a punto de cortarse. Las amenazas entre Corea del Norte , Corea del Sur , y su aliado Estados Unidos , no cesan y cada parte se prepara para el peor de los escenarios. Ayer, desde Seúl aseguraron haber conseguido la tecnología necesaria para confeccionar una bomba no letal que puede llevar a Pyongyang a la oscuridad total.

La "bomba black out" separa los filamentos de grafito tratados químicamente sobre los componentes eléctricos, que cortocircuitan los sistemas de energía y dejan al país sin luz, según lo publicado por el diario The Independent.

Asimismo, la agencia de noticias estatal Yonhap dijo que el arma fue desarrollada como parte de un programa llamado "Kill Chain".

El departamento de Defensa había pedido que el presupuesto del próximo año incluya 500 millones de won (más de 400 mil dólares) para el proyecto, pero el Ministerio de Hacienda del país se negó a otorgar la financiación por lo que no estaba claro si el ministerio sería capaz de construir la bomba sin la financiación.

El informe sobre la "bomba black out" llegó horas antes de que el líder norcoreano Kim Jong-un dijera que las armas nucleares eran un "poderoso elemento de disuasión" que garantizaba la soberanía del estado de Corea del Norte .

La noticia llegó el mismo día en que el presidenteDonald Trump tuiteó que la política estadounidense sobre Pyongyang no tuvo éxito y que Estados Unidos le dio "miles de millones de dólares" sin recibir nada a cambio.

"Nuestro país ha estado tratando infructuosamente con Corea del Norte durante 25 años, dándole miles de millones de dólares y sin obtener nada. ¡La política no funcionó!", aseguró el republicano.