Bolsonaro recibe a diplomáticos y siembra dudas electorales

·3  min de lectura
BRASIL-ELECCIONES (AP)
BRASIL-ELECCIONES (AP)

El presidente brasileño Jair Bolsonaro invitó el lunes a docenas de diplomáticos al palacio presidencial para plantear sus preocupaciones sobre las supuestas vulnerabilidades del sistema de votación electrónica de Brasil, señalamientos que las autoridades electorales han desacreditado en repetidas ocasiones.

Una vez más, el mandatario derechista no presentó evidencia alguna para respaldar sus acusaciones, las cuales han sido criticadas por analistas y miembros de la autoridad electoral, que temen que el presidente esté estableciendo las bases para rechazar los resultados de los comicios.

Bolsonaro enfrenta una batalla cuesta arriba para ser reelegido, pues todos los sondeos lo colocan muy por debajo del expresidente Luis Inácio Lula da Silva, quien gobernó al país de 2003 a 2010.

El discurso de Bolsonaro ante los diplomáticos fue transmitido en la cadena de televisión estatal durante casi una hora. En ese tiempo, mencionó un reporte de la Policía Federal sobre un supuesto hackeo a las máquinas de votación electrónica. La autoridad electoral brasileña dijo en agosto de 2021 que los investigadores nunca le han dado a conocer a la Policía Federal ningún indicio de fraude.

Brasil ha utilizado un sistema electrónico en sus elecciones desde 1996, y las autoridades nunca han encontrado prueba de fraude a gran escala. Bolsonaro ha asegurado que se le negó una victoria indiscutible en la primera ronda de los comicios presidenciales de 2018 sin necesidad de ir a una segunda vuelta, y dijo que tenía pruebas, las cuales nunca presentó.

El mandatario también ha argumentado que la autoridad electoral de Brasil debería seguir las recomendaciones de las fuerzas armadas sobre posibles mejoras al sistema de votación, y reiteró sus críticas a los jueces del Supremo Tribunal Federal, algunos de los cuales también son miembros de la autoridad electoral nacional, insinuando que favorecerán a Lula.

“Las personas que les deben favores (a Lula y al Partido de los Trabajadores) no quieren un sistema electoral transparente", dijo Bolsonaro a los diplomáticos reunidos en la capital, Brasilia. “Insisten todo el tiempo en que, después de que se anuncian los resultados electorales, sus jefes de Estado necesitan reconocerlos”.

El palacio presidencial de Brasil no proporcionó información sobre cuántos diplomáticos acudieron a la reunión.

Rodrigo Pacheco, presidente del Senado, dijo después de la reunión de Bolsonaro que el Congreso del país, "cuyos miembros fueron elegidos con el sistema electoral actual y moderno, está obligado a decirle a la población que las máquinas de votación electrónica le darán a la nación un resultado confiable".

Pacheco fue elegido al cargo con el apoyo de Bolsonaro, pero la semana pasada se reunió con Lula en Brasilia.

La organización activista Human Rights Watch dijo que el encuentro es una evidencia adicional de que Bolsonaro “continúa con su peligrosa campaña de desinformación sobre el sistema electoral”.

“La comunidad internacional debería dejar en claro que cualquier intento de socavar el sistema democrático y el estado de derecho es inaceptable”, indicó el organismo en Twitter.

En un evento por separado, el juez del Supremo Tribunal Federal Luiz Edson Fachin, quien actualmente preside a la autoridad electoral de Brasil, dijo en el colegio de abogados del estado de Paraná que “existe un negacionismo electoral inaceptable de parte de una figura pública”.

Fachin añadió que la persona está realizando “graves acusaciones de fraude sin evidencia alguna”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.