Bolsonaro rechaza compra de vacunas para coronavirus

MAURICIO SAVARESE
·2  min de lectura
El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, durante una presentación en el Palacio Presidencial de Planalto, en Brasilia, Brasil, el 19 de octubre de 2020. (AP Foto/Eraldo Peres)
El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, durante una presentación en el Palacio Presidencial de Planalto, en Brasilia, Brasil, el 19 de octubre de 2020. (AP Foto/Eraldo Peres)

SAO PAULO (AP) — El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, contradijo el miércoles a su propio ministro de Salud y rechazó la compra de 46 millones de dosis de CoronaVac, una posible vacuna contra el COVID-19 para probarse en el estado de Sao Paulo.

El ministro de Salud, Eduardo Pazuello, anunció la compra el martes junto con el gobernador de Sao Paulo, João Doria, enemigo de Bolsonaro, cuyo gobierno estatal participa en el desarrollo de la vacuna. El costo de la adquisición se estimó en 2.000 millones de reales (360 millones de dólares).

“El pueblo brasileño no será el conejillo de indias de nadie”, dijo Bolsonaro en sus cuentas en las redes sociales. Agregó que la inyección desarrollada por la farmacéutica china Sinovac aún no termina su fase de prueba, como requiere todo posible medicamento. “Mi decisión es no comprar una vacuna de este tipo”, dijo el mandatario.

Es una práctica común que los gobiernos compren dosis de vacunas prometedoras para acumular reservas en caso de que se demuestre su eficacia. Esa inversión generalmente no es reembolsable si falla el fármaco.

Brasil acumula más de 153.000 muertes por COVID-19 —sólo superado por Estados Unidos— y 5,2 millones de contagios confirmados, el tercer sitio del mundo, detrás de Estados Unidos e India.

Bolsonaro y Doria han tenido una relación enfrentada desde el inicio de la pandemia y cada uno adoptó posturas opuestas respecto de las recomendaciones de quedarse en casa y las restricciones de actividad. El gobernador del estado más poblado de Brasil escuchó el consejo de los expertos en salud pública y adoptó tales medidas, que el presidente criticó, argumentando que las consecuencias económicas podrían matar más que la propia enfermedad.

Doria, quien apoyó a Bolsonaro en las elecciones de 2018, se ha distanciado de él y muchos lo ven como posible contendiente para las elecciones de 2022.

La legisladora Bia Kicis, aliada de Bolsonaro, publicó en redes sociales otro mensaje que, según dijo, venía directamente del presidente: “Advierto que no compraremos ni una sola dosis de vacuna a China y mi gobierno no mantiene ningún diálogo con João Doria sobre el tema COVID-19”.

En junio, el gobierno de Brasil anunció un acuerdo con la Universidad de Oxford y la compañía farmacéutica AstraZeneca para comprar 100 millones de dosis de su posible vacuna contra el coronavirus.