Bolsonaro dice que OMS alienta la homosexualidad y la masturbación en los niños

El presidente brasileño Jair Bolsonaro dijo que la OMS alienta la masturbación y la homosexualidad entre los niños (AFP | EVARISTO SA)

El presidente brasileño Jair Bolsonaro dijo que la OMS alienta la masturbación y la homosexualidad en los niños, en su último choque con esta organización cuyos consejos de distanciamiento social y confinamiento para enfrentar al coronavirus ha cuestionado repetidamente.

El mandatario de ultraderecha hizo la acusación en una publicación en Facebook que luego eliminó.

"Esta es la Organización Mundial de la Salud cuyos consejos sobre el coronavirus algunos quieren que siga", escribió el miércoles.

"¿Deberíamos también seguir sus lineamientos en materia de educación? Para niños de 0 a 4 años de edad: satisfacción y placer cuando toquen sus cuerpos, masturbación.... Para niños de 4 a 6 años de edad: una identidad de género positiva; relaciones entre personas del mismo sexo. Para niños de 9 a 12 años: primera experiencia sexual", indicó.

Las acusaciones radicaron al parecer en otras publicaciones en redes sociales que sugerían que la OMS alienta tales prácticas entre los niños.

Arthur Weintraub, un asesor de Bolsonaro, había tuiteado antes que "la OMS tiene directrices recomendando que se enseñe a los niños de 0 a 4 años 'masturbación', 'placer y diversión', 'tocar el propio cuerpo' y 'ideología y género'. ¿Es eso correcto?"

El origen de la información está en una guía de 2010 llamada "Estándares para la Educación Sexual en Europa", publicada por el Centro Federal alemán para la Educación en Salud y la oficina europea de la OMS.

Aunque no se centra en ello, la guía explica brevemente a los padres y educadores que tocarse el cuerpo o tener curiosidad sexual es normal en los niños.

Pero la guía no alienta a tener ninguno de los comportamientos mencionados por Bolsonaro, a quien apodan "Trump Tropical", porque al igual que el mandatario estadounidense es un ávido usuario de las redes sociales.

El presidente brasileño ha manifestado su permanente desacuerdo con la OMS desde que comenzó la pandemia de covid-19, a la que ha calificado de "gripecita", considerando que las medidas de confinamiento dañan la economía.

Recientemente, Bolsonaro despidió al ministro de Salud Luiz Henrique Mandetta, quien tenía una postura pro-confinamiento basada en la ciencia para manejar la crisis sanitaria.