Bolsonaro dice que será “detenido, asesinado o reelegido”

·2  min de lectura

El presidente brasileño Jair Bolsonaro ha dicho que sólo ve tres alternativas para su futuro: la victoria en las elecciones presidenciales de 2022, la cárcel o la muerte.

En una reunión de líderes evangélicos el sábado, Bolsonaro dijo: “tengo tres alternativas para mi futuro: ser arrestado, ser asesinado o la victoria”.

Más tarde añadió que la primera opción -ser arrestado- estaba descartada. “Ningún hombre de la Tierra me amenazará”, aseguró.

Sus declaraciones se producen en un momento en que la mayoría de los sondeos muestran que el presidente de extrema derecha está por detrás del expresidente de izquierda, Luis Inacio Lula da Silva. El enorme bloque de votos cristianos evangélicos de Brasil fue crucial para la victoria electoral del presidente en 2018.

Las tensiones han ido creciendo entre el poder judicial y las autoridades electorales del país, y el presidente, que espera presentarse a un segundo mandato el año que viene.

Bolsonaro ha pasado semanas cuestionando el sistema de votación electrónica del país y ha pedido la adopción de recibos impresos, alegando que sin pruebas los votos electrónicos son vulnerables al fraude.

También ha amenazado con no aceptar los resultados de las elecciones presidenciales del próximo año.

En la reunión del sábado, volvió a criticar al tribunal electoral de Brasil. “tenemos un presidente que no desea ni provoca una ruptura, pero todo tiene un límite en la vida. No puedo seguir viviendo con esto”, comentó.

Leer más: OMS llama Lambda a la variante del COVID-19 en América Latina

El miércoles, el jefe del tribunal electoral de Brasil insistió en que no había ningún problema con el sistema de votación, y calificó de “pérdida de enfoque” la discusión para adoptar las papeletas impresas.

A principios de este mes, la cámara baja del Congreso de Brasil votó en contra de un esfuerzo de Bolsonaro para alterar el sistema de votación.

Mientras lucha contra el coronavirus, que ha matado a más de medio millón de brasileños, el país también se enfrenta a una profunda crisis política, que ha provocado una elevada inflación, hambre y desempleo.

Bolsonaro sugirió esta semana que todo el mundo debería tener un rifle en Brasil, donde la posesión de armas de fuego ya se ha disparado bajo su presidencia.

Informes adicionales de Reuters

Relacionados

Estudio sobre aguas aumenta alarma ante sequía en Brasil

Indígenas marchan en Brasil antes de "fallo del siglo"

Obispo brasileño renuncia después de circular video sexual

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.