Bolsonaro declaró ante la Policía en una investigación por injerencia ilegal

·3  min de lectura

Brasilia, 4 nov (EFE).- El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, declaró oralmente en la noche del miércoles ante los agentes policiales que lo investigan por supuestas injerencias políticas e ilegales en la Policía Federal denunciadas por su exministro de Justicia Sergio Moro, informaron este jueves fuentes oficiales.

El interrogatorio, en el que el jefe de Estado negó todas las acusaciones en su contra, fue realizado en el Palacio presidencial de Planalto por un equipo comandado por el jefe de Coordinación de Investigaciones en los Tribunales Superiores de la Policía Federal, comisario Leopoldo Soares Lacerda.

La cita fue acordada por ambas partes poco antes de que venciera el plazo de 30 días que la Corte Suprema estipuló para que el gobernante declarara en la investigación.

El Supremo Tribunal Federal llegó a iniciar un proceso para determinar si el gobernante tenía que declarar de forma presencial o si podría hacerlo por escrito, pero el propio Bolsonaro anunció que lo haría en persona antes de cualquier pronunciamiento.

Aunque el Código Penal permite que un presidente en ejercicio responda por escrito cuando es citado como testigo, no aclara si lo mismo se aplica en los casos en que es investigado, por lo que el Supremo fue conminado a pronunciarse.

El líder de la ultraderecha brasileña fue acusado por el exjuez y exministro de Justicia Sergio Moro de intentar interferir en la Policía Federal a fin de obstaculizar investigaciones del organismo.

La investigación comenzó en abril de 2020, cuando Moro denunció esa supuesta injerencia ilegal tras renunciar al Ministerio de Justicia, enemistado con Bolsonaro, a quien también acusó de abandonar la lucha contra la corrupción.

Uno de los puntos que se intenta aclarar es si el mandatario presionó por cambios en la cúpula de la Policía Federal a fin de proteger a dos de sus hijos, el senador Flavio y el concejal Carlos Bolsonaro, investigados por supuesta corrupción por ese organismo.

En su testimonio, Moro afirmó que esas presiones fueron "explícitas" en una reunión ministerial celebrada el 22 de abril, días antes de su renuncia, y que fue grabada en vídeo.

En las imágenes, un Bolsonaro exaltado se queja de la poca información que le facilita la Policía Federal; afirma que intentaba sin éxito cambiar la cúpula de la institución y avisa que lo intentaría de nuevo, lo que ocurrió después de la renuncia de Moro.

En su declaración, de acuerdo con la copia divulgada por la Policía, Bolsonaro negó cualquier tipo de injerencia política en el organismo y alegó que sustituyó al director de la entidad por la "falta de interlocución" con su subordinado.

Agregó que no estaba insatisfecho con el entonces director ni había perdido la confianza en el funcionario pero que tenía dificultades para comunicarse con el subordinado.

El jefe de Estado afirmó que "nunca tuvo la intención de obtener informaciones privilegiadas de investigaciones sigilosas, o de interferir en el trabajo del organismo, o de obtener directamente informes producidos por la entidad".

Los abogados de Moro denunciaron este jueves que ni el exministro ni su defensa fueron notificados de que Bolsonaro declararía ante la Policía, lo que les impidió participar en el interrogatorio como establece la ley y lo había determinado la Corte Suprema.

La declaración del jefe de Estado es la última gestión prevista en la investigación contra el mandatario adelantada por la Policía Federal y ordenada por el Supremo.

Si hubiera indicios suficientes contra Bolsonaro, la Fiscalía puede presentar una denuncia en su contra ante el Supremo, que solo podría abrir un juicio si así lo aprueba una mayoría de dos tercios de los votos en la Cámara de Diputados (342 de un total de 513).

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.