Bolsonaro confirma su ingreso en un hospital de Florida por un problema intestinal

El expresidente brasileño Jair Bolsonaro confirmó este lunes su ingreso en un hospital de Orlando (Florida), en el sureste de Estados Unidos, por una "adherencia" intestinal, en un mensaje publicado en sus redes sociales.

"Tras ser apuñalado en Juiz de Fora/MG (Minas Gerais, este de Brasil, en 2018), fui sometido a 5 operaciones. Desde la última, por 2x (dos veces) tuve adherencias (intestinales) que me llevaron a otros procedimientos médicos", informó el exmandatario ultraderechista en Twitter e Instagram, acompañando su mensaje con una foto de él en su cama de hospital.

"En el día de ayer nueva adherencia y baja hospitalaria en Orlando/USA", añadió, antes de agradecer a sus seguidores las "oraciones y deseos de pronto restablecimiento".

Horas antes, la esposa de Bolsonaro, Michelle, había confirmado la hospitalización del expresidente, después de que el medio brasileño O Globo anunciara por la mañana que se encontraba en el centro AdventHealth de la localidad de Celebration, al sur de Orlando.

La noticia llegó un día después de que miles de simpatizantes de Bolsonaro, que perdió las elecciones de 2022 frente al izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, tomaran por asalto la Presidencia, el Congreso y la Corte Suprema de Brasil causando destrozos.

Bolsonaro salió de Brasil dos días antes de finalizar su mandato, el 31 de diciembre, rumbo a Estados Unidos, y evitó participar así de la toma de posesión del presidente Lula da Silva el primero de enero.

El exmandatario ha presentado problemas de salud derivados del apuñalamiento que casi le cuesta la vida en septiembre de 2018, justo antes de su elección como presidente.

Obstrucciones, oclusiones o adherencias intestinales: ha sido hospitalizado de urgencia media docena de veces y reintervenido seis veces desde 2018.

gma/atm