Bolsonaro abandona el hospital de EEUU donde estaba ingresado, contra la recomendación médica

Jair Bolsonaro, el pasado 30 de octubre en Brasilia, tras votar en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.
Jair Bolsonaro, el pasado 30 de octubre en Brasilia, tras votar en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

Jair Bolsonaro, el pasado 30 de octubre en Brasilia, tras votar en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

El expresidente de Brasil Jair Bolsonaro ha salido este martes del hospital AdventHealth Celebration, ubicado a las afueras de la ciudad estadounidense de Orlando (Florida), en contra de la recomendación del equipo médico.

Después de haber sido ingresado durante la jornada del lunes por fuertes dolores abdominales relacionados con una puñalada que sufrió durante la campaña electoral de 2018, habría abandonado el hospital, a pesar de que los médicos le habrían instado a permanecer otros tres o cuatro días ingresado, según ha informado el diario brasileño O Globo.

Según ha detallado un médico que le atendió a declaraciones al citado medio, Bolsonaro no ha acudido en perfecto estado de salud a la vivienda en la que se encuentra hospedado en Orlando, ya que todavía no es capaz de ingerir una dieta sólida. En tanto, el expresidente brasileño habría afirmado que ha salido del hospital después de ser dado de alta.

Anteriormente, Bolsonaro confirmó en la red social Twitter que se encontraba ingresado por dolores intestinales, agradeciendo las oraciones y mensajes de pronta recuperación recibidos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Después de ser apuñalado en (el municipio de) Juiz de For a, me sometí a cinco cirugías. Desde la última, he tenido dos veces más dolencias que me han llevado a otros procedimientos médicos”, detalló el exjefe de Estado.

También ha sido hospitalizado varias veces por dolores abdominales en pasadas ocasiones. En julio de 2021 y en enero y marzo del año pasado, el expresidente sufrió el mismo problema. En esas ocasiones, también se sugirió la posibilidad de una cirugía, si bien no fue necesario operar.

Esta última hospitalización de Bolsonaro se da apenas un día después de que cientos de simpatizantes asaltaran la sede de los poderes del Estado en Brasilia, en un episodio similar al vivido el 6 de enero de 2021 en el Capitolio de Estados Unidos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR