Las bolsas tropiezan ante los obstáculos de la inflación y los resultados en EEUU

·5  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. Gente pasa junto a una pantalla electrónica que muestra el índice de precios de las acciones japonesas Nikkei dentro de una sala de conferencias en Tokio, Japón

Por Wayne Cole

SÍDNEY, 11 jul (Reuters) - La cautela se apoderaba de las bolsas el lunes, mientras los inversores se preparan para un informe sobre la inflación en Estados Unidos que podría forzar otra gran subida de los tipos de interés y el inicio de una temporada de resultados en la que los beneficios estarán bajo presión.

Un informe optimista sobre la creación de empleo en Estados Unidos en junio ya ha hecho que el mercado apueste con claridad por una subida de 75 puntos básicos por parte de la Reserva Federal, lo que ha hecho subir los rendimientos de los bonos y el dólar.

Es previsible que que los bancos centrales de Canadá y Nueva Zelanda sigan endureciendo su política monetaria esta semana, como parte de los esfuerzos por doblegar la inflación en todo el mundo.[NZ/INT][CA/INT]

Aunque Wall Street consiguió algunos avances la semana pasada, el ánimo del mercado se pondrá a prueba con los resultados de JPMorgan y Morgan Stanley el jueves y con los de Citigroup y Wells Fargo el día siguiente.

"La previsión media apunta a un crecimiento del beneficio por acción del S&P 500 en el segundo trimestre de sólo un 6% anual", afirma David J. Kostin, analista de Goldman Sachs. "Aunque es probable que las empresas superen este listón tan bajo, esperamos que los comentarios cautelosos provoquen recortes en las estimaciones a futuro".

Si la economía consigue esquivar la recesión, Kostin ve un crecimiento del beneficio por acción del 8% en 2022 y del 6% en 2023, con el índice S&P 500 subiendo a 4.300. En una recesión moderada, el beneficio podría caer un 11%.

El lunes, los futuros del S&P 500 bajaban un 0,7% y los del Nasdaq, un 0,9%. Los futuros del EUROSTOXX 50 caían un 1,3% y los del FTSE, un 1,0%.

El índice referencial del mercado chino perdía un 1,9% después que Shanghái descubriera un caso de COVID-19 relacionado con una nueva subvariante de ómicron, BA.5.2.1.

El índice de MSCI de acciones de Asia-Pacífico que no incluye Japón caía un 0,7% y el índice KOSPI de Corea del Sur, un 0,1%. En sentido contrario, el Nikkei japonés sumaba un 1,2%.

El Gobierno de coalición conservador de Japón habría aumentado su mayoría en las elecciones a la cámara alta del domingo, dos días después del asesinato del ex primer ministro Shinzo Abe.

Un obstáculo importante será el reporte sobre los precios al consumo en Estados Unidos del miércoles, en el que los mercados ven una mayor aceleración de la inflación general hasta el 8,8%, pero una ligera desaceleración de la medida básica hasta el 5,8%.

Una lectura temprana de las expectativas de inflación de los consumidores esta semana también tendrá la atención de la Fed.

"Se necesitará una debilidad inesperada en estas publicaciones para disipar las expectativas de una subida de tipos de la Fed de 75 puntos básicos el 27 de julio, que pasaron de 71 a 74 puntos básicos tras el informe sobre las nóminas", dijo Ray Attrill, jefe de estrategia de divisas de NAB.

PARIDAD

Asimismo, los rendimientos del Tesoro subían unos 10 puntos básicos, tras el informe sobre el empleo, y el rendimiento a 10 años se situaba el lunes en el 3,09%, desde un mínimo reciente del 2,746%.

La postura agresiva de la Reserva Federal, junto con el temor a la recesión, sobre todo en Europa, ha mantenido al dólar en máximos de 20 años frente a una cesta de competidores. El dólar superaba los 137,00 y alcanzaba su máximo desde 1998, con 137,28 yenes, ya que el Banco de Japón se mantuvo en una postura de desaprobación.

El euro continuaba luchando por alcanzar los 1,0150 dólares, tras haber perdido un 2,4% la semana pasada y haber tocado un mínimo de dos décadas y un objetivo de retroceso importante en 1,0072 dólares.

"Con el escaso alivio económico que se vislumbra en el horizonte de Europa y los datos de inflación de Estados Unidos que probablemente marquen un nuevo máximo en el año y mantengan la agresividad de la Reserva Federal, pensamos que los riesgos siguen estando sesgados a favor del dólar", dijo Jonas Goltermann, economista de mercados de Capital Economics.

"De hecho, pensamos que el tipo de cambio EUR/USD romperá la paridad antes que pase mucho tiempo y es posible que se negocie a través de ese nivel".

El aumento de los tipos de interés y la fortaleza del dólar han sido un dolor de cabeza para el oro, que no ofrece retornos, y que se situaba en 1.741 dólares la onza, tras cuatro semanas consecutivas de caídas. [GOL/]

Los precios del petróleo también perdieron cerca de un 4% la semana pasada, ya que la preocupación por la demanda contrarrestó las limitaciones de la oferta. [O/R]

Es probable que los datos de China, que se publicarán el viernes, confirmen que la segunda economía mundial se contrajo fuertemente en el segundo trimestre en medio de los confinamientos por el coronavirus.

El lunes, el Brent cotizaba 54 céntimos a la baja, a 106,48 dólares, mientras que el crudo estadounidense cedía 86 céntimos, a 103,93 dólares por barril.

Para leer las noticias de Reuters sobre mercados y finanzas, haga clic en: https://www.reuters.com/finance/markets

Para conocer la situación de los mercados bursátiles asiáticos, haga clic en:

(Información de Wayne Cole; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.