El Bolsón: habló uno de los jinetes que corrió a los mapuches que se manifestaban por la muerte de Elías Garay

·2  min de lectura
Cuesta del Ternero, Río Negro. Operativo policial a 3 kilómetros de donde mataron a un joven Mapuche
Marcelo Martínez

Cuando aún se investiga lo sucedido el domingo en el paraje Cuesta del Ternero, en el Bolsón, Río Negro, cuando en un altercado fue asesinado un joven mapuche, habló uno de los vecinos que el domingo dispersaron a caballo a manifestantes que reclamaban el esclarecimiento del homicidio en el centro de la ciudad.

La situación que generó el asesinato de Elías Garay, de 29 años, y dejó un herido en estado grave, Gonzalo Cabrera, aún se investiga. Una de las versiones indica que dos hombres de civil ingresaron al territorio con armas largas y dijeron ser cazadores. Tras una discusión con los miembros de la comunidad Quemquemtreu que permanecen en la ocupación se habrían producido los disparos de arma de fuego.

Conocido el resultado del altercado, un grupo de personas cortó la Ruta 40 y otros comenzaron a manifestarse en el centro de El Bolsón por la tarde. Debido a que no estaba presente la Gendarmería que opera en el lugar, el fin de las protestas se produjo cerca de la 1.30 cuando un grupo de hombres a caballo y vecinos que estaban celebrando el Pre Cosquín corrieron a los manifestantes a golpes de rebenque y fustazos. Periodistas locales dijeron que hubo golpes de puño y que se escucharon disparos al aire.

“Un muchacho pasó por ahí y no sabíamos que estaba esta gente [de la comunidad mapuche] y le cortaron un caballo, le hicieron un corte grande con un cuchillo”, relató uno de los jinetes a Cadena 3.

Ante la pregunta del conductor de si había policía en el lugar, contestó: “Si le digo sí, le miento, yo no la vi”.

“Esta gente pensó que nos estábamos metiendo en algo, no lo sé, pero al ver tanta gente le cortaron el caballo (...) Dijimos ´deben ser los mapuches´ y aprovechamos y nos sacamos las ganas de poder correrlos, porque uno también se cansa”, expresó el joven.

“Ellos quemaron cosas, rompieron negocios, cortan la ruta y la gente no puede ir a una urgencia. Nosotros estuvimos un montón encerrados y ellos hacen cualquier cosa”, dijo con enojo al medio local.

Fuentes oficiales de Rio Negro dijeron ayer a LA NACION que se analizan tres hipótesis en torno al incidente: una intervención policial, descartada por las máximas autoridades de la provincia y alimentada por los mapuches; una pelea entre los propios integrantes de la comunidad mapuche; y un ataque externo de personas contrarias a las tomas, que la hubieran emprendido a tiros contra los ocupantes del lugar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.