Estas bolivianas plantan cara a la violencia que sufren en sus propios hogares

Hartas del abuso en las calles y en sus hogares, estas aimaras decidieron contratar a tres instructoras de taekwondo para aprender a defenderse de la violencia machista. En la ciudad de El Alto, donde ellas viven, se reportaron 113 feminicidios en 2020.