Bolivia y la UE retoman los diálogos de alto nivel bajo el "respeto mutuo"

·3  min de lectura

La Paz, 31 may (EFE).- El Gobierno de Bolivia y la Unión Europea (UE) sostuvieron este martes el octavo Diálogo de Alto Nivel en el que abordaron temas prioritarios como el cambio climático, el desarrollo económico inclusivo, la cooperación y la migración en el marco del "respeto mutuo".

El canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, y el director general Adjunto para las Américas del Servicio Europeo de Acción Exterior, Javier Niño Pérez, encabezaron el encuentro que se retomó luego de cuatro años.

En una declaración conjunta en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia en La Paz, el vicecanciller boliviano, Freddy Mamani Machaca, calificó de "fructífero" el encuentro con el que espera se pueda "construir un plan ambicioso" de cooperación.

El director general Adjunto para las Américas del Servicio Europeo de Acción Exterior destacó que el diálogo político con Bolivia fue "constructivo" y "como no podía ser de otra manera basado en el respeto mutuo y la no injerencia".

Niño Pérez señaló que escuchó los diferentes "puntos de vista" sobre los temas que les interesan, que pudieron "evaluar y escuchar con atención y admiración los esfuerzos" que desde el Gobierno de Luis Arce se hacen para "contribuir a la prosperidad y la estabilidad" en Bolivia.

"Esfuerzos que apreciamos y que queremos apoyar, esfuerzos que incluyen un proceso para dialogar en el marco de la reconciliación, insisto, esfuerzos que valoramos por parte del Gobierno y de toda la población boliviana", dijo y añadió que el diálogo de esta jornada es un "reflejo de la confianza" para que la "cooperación produzca resultados".

Para la UE, Bolivia es un "socio estratégico" con el que quieren "caminar de la mano para afrontar los grandes desafíos del siglo XXI", para lo que se plantearon áreas de trabajo relacionadas con el "cambio climático, promover sociedades inclusivas que pongan un acento en la solidaridad, en la cohesión social y en la importancia del multilateralismo y de esfuerzos de diplomacia y diálogo", afirmó Niño Pérez.

Por su parte, el vicecanciller resaltó la cooperación en la asistencia técnica para introducir varios productos bolivianos al mercado europeo, "en sectores priorizados como la vitivinícola y de productos amazónicos, entre otros".

Bolivia y la UE también abordaron la posibilidad de realizar "un acuerdo de inversión compatible con la Constitución boliviana y beneficioso para ambas partes, buscando socios dispuestos a invertir en el desarrollo de nuestro país".

Mamani dijo que la industrialización con sustitución de importaciones fue uno de los temas fundamentales que hicieron parte de la agenda de este diálogo y que en un futuro Bolivia también haga parte "de la exportación de productos forestales a la UE en un marco de desarrollo sostenible".

Asimismo, afirmó que como "Bolivia ya cuenta con un pasaporte de lectura biométrica se acordó trabajar para implementar una hoja de ruta para identificar los aspectos técnicos y políticos y lograr la exoneración de visado Schengen".

Ambos coincidieron en que en el marco de la cooperación también hay ejes fundamentales como las reformas judiciales, la lucha contra el narcotráfico y el arte y la cultura.

El último diálogo bilateral entre Bolivia y la UE fue el 20 de noviembre de 2018 en la ciudad de La Paz.

En el octavo Diálogo de Alto Nivel también participaron el embajador de la Unión Europea, Michael Dóczy, y la embajadora boliviana ante la UE, Valeria Vilaseca Chumacero, entre otros funcionarios de ambas partes.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.