Bolivia tacha de "unilateral" el informe de EE.UU. por compromisos antidrogas

·2  min de lectura

La Paz, 16 sep (EFE).- Bolivia calificó este jueves de "unilateral" y "alejado de la realidad" al informe de Estados Unidos que incluyó al país y a Venezuela en una lista negra por compromisos internacionales incumplidos en la lucha contra el narcotráfico.

En una rueda de prensa en La Paz, el ministro de Gobierno (Interior), Eduardo Del Castillo, sostuvo que el pronunciamiento del Gobierno estadounidense se basa en "un informe de manera unilateral muy alejado de la realidad boliviana" y que contrasta con otros que elabora la Unión Europea (UE) o la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

El ministro mencionó que el hecho de que Estados Unidos haya identificado a Bolivia y Venezuela dentro de una lista más amplia de 22 países latinoamericanos y caribeños, considerados grandes productores o plataformas para el tráfico de drogas, corresponde a la gestión 2020 durante el Gobierno de la expresidenta interina Jeanine Áñez.

Del Castillo manifestó que si bien entre 2019 y 2020 hubo una Administración que fue producto de lo que consideró un "golpe de Estado" y una "desorganización de todo el Estado" y que "eso no le da derecho a ningún país" a realizar una valoración semejante.

"Rechazamos este informe porque ha sido elaborado de manera unilateral" puesto que solo aquellos "que se elaboren de manera conjunta con autoridades del gobierno nacional" son los que "serán validados" por el Estado boliviano, recalcó.

El funcionario resaltó los resultados en las tareas de erradicación de cultivos no autorizados de hoja de coca a lo largo del año que han superado las 6.040 hectáreas y cuya meta final es llegar a las 9.000 hasta fin de año en comparación con las 2.177 que logró el Gobierno interino.

Justamente, hace dos semanas la UNODC presentó su informe anual sobre el monitoreo de cultivos de coca que estableció que se incrementaron un 15 % en 2020 al pasar de 25.500 hectáreas en 2019 a 29.400 hectáreas el año pasado.

El organismo detalló que desde 2011 se registró una "tendencia decreciente" de la superficie cultivada con coca en Bolivia hasta alcanzar 20.200 hectáreas en 2015, mientras que desde 2016 hubo una "variación de tendencias" hasta llegar al incremento de 2020.

La hoja de coca está consagrada en la Constitución boliviana por sus usos tradicionales y medicinales, pero una parte de la producción se desvía al narcotráfico para fabricar cocaína.

Desde 2017, Bolivia amplió la superficie de los cultivos legales de la planta de 12.000 a 22.000 hectáreas.

La lista de países observados por Estados Unidos la integran Afganistán, Bahamas, Belice, Birmania, Bolivia, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, Laos, México, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Perú y Venezuela.

De todos ellos, Estados Unidos tan solo "descertifica" a Bolivia y a Venezuela por haber incumplido de manera demostrable sus obligaciones bajo los compromisos internacionales antidrogas en el último año.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.