Bolivia suspende relaciones con Cuba

LA NACION

LA PAZ.- El gobierno interino boliviano decidió suspender ayer sus relaciones diplomáticas con Cuba, en una medida de la presidenta Jeanine Áñez que la distancia todavía más de la política exterior de su antecesor, Evo Morales, y que convirtió a Bolivia en el único país de América sin vínculos con la isla.

"El Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia comunica a la opinión pública nacional e internacional que ha tomado la decisión de suspender las relaciones diplomáticas con la República de Cuba a partir de la fecha", dijo el ministro de la Presidencia y canciller encargado, Yerko Núñez.

Núñez, quien sustituye temporalmente a la canciller titular, Karen Longaric, en misión en la OEA en Washington, calificó de "inadmisibles" las declaraciones del canciller cubano, Bruno Rodríguez, contra la presidenta.

Rodríguez había calificado en Twitter el miércoles como "vulgares mentiras de la golpista autoproclamada en Bolivia", unas declaraciones de Áñez referidas a la relación entre Bolivia y Cuba.

La mandataria dijo que durante los 14 años de Morales, Bolivia gastó cerca de "147 millones de dólares" para financiar una brigada médica, pero que "menos de un tercio" de esta estaba compuesta por médicos profesionales.

La decisión del gobierno de Áñez, que asumió el poder dos días después de la renuncia de Evo el 10 de noviembre pasado, fue comunicada a la embajada cubana en La Paz.

Desde su refugio en la Argentina, Evo expresó en Twitter su "condena" a la medida y lamentó "el deterioro permanente de imagen internacional del Estado Plurinacional de Bolivia de respeto a la libre autodeterminación, soberanía y diplomacia de los pueblos".

Para distanciarse de la política exterior de Evo, dos días después de asumir Áñez rompió lazos con el gobierno venezolano, de Nicolás Maduro, estrecho aliado de su antecesor, igual que Cuba, y reconoció al jefe opositor parlamentario Juan Guaidó.

El vicecanciller boliviano Eduardo Zannier dijo en la misma rueda de prensa que "la suspensión es básicamente muy similar a la ruptura de relaciones" diplomáticas.

Evo mantenía estrechas relaciones con Cuba desde mucho antes de llegar al poder en 2006, y solía llamar "abuelo sabio" al líder cubano Fidel Castro (fallecido en 2016).

Agencias AFP, AP y Reuters