Bolivia sobrepasa el millón de hectáreas verdes quemadas

·2  min de lectura

LA PAZ, Bolivia (AP) — Más de un millón de hectáreas de pastizales y bosques se han quemado en Bolivia en más de dos meses y gran parte son incendios provocados con fines de expansión agrícola y ganadera, según informes oficiales conocidos el martes.

Nueve incendios continúan activos y desde que comenzó el período seco se quemaron 1,07 millón de hectáreas. “Toda esta área quemada es como una cicatriz que cada año vuelve a quemarse y los incendios están ligados a la actividad ganadera”, dijo el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, a la televisora Red Uno.

“No hay un buen manejo del fuego, estamos en una época de ampliación de la frontera ganadera y eso lleva a quemar pastizales, pero el fuego se desborda y provoca incendios” que con frecuencia afectan bosques y reservas naturales, según el funcionario.

El 91% de la superficie quemada está en las regiones orientales de Santa Cruz -el motor agrícola del país- y en la provincia amazónica de Beni, en el noreste. “Lamentablemente la actividad económica está por encima de la conciencia sobre el cuidado del medioambiente y la biodiversidad”, dijo el funcionario.

Los incendios forestales no han alcanzado el impacto de anteriores años gracias a esporádicas lluvias. Las quemas se extienden desde julio hasta principios de octubre -en coincidencia con el período seco- tiempo en el cual las ciudades se llenan de humo. La semana pasada varios vuelos domésticos fueron postergados debido a la humareda en la ciudad amazónica de Cobija, al norte.

Más de 10.000 bomberos, en su mayoría soldados, fueron movilizados desde que iniciaron los incendios, dijo Calvimontes. Sólo unos pocos helicópteros apoyan las tareas con la descarga de agua.

“Se está cambiando el uso del suelo en regiones orientales como Beni y es a costa de nuestra biodiversidad. Lo que está pasando en el oriente también afectará al occidente del país donde la cordillera pierde nieve y eso provocará escasez de agua”, dijo el ambientalista Miguel Crespo.

Algunos estudios dicen que el hollín llega hasta los nevados de la cordillera que abastece de agua a La Paz y otras ciudades y acelera la pérdida de nieve producto del cambio climático.

Según informes del estatal Instituto Nacional de Estadísticas en mayo Bolivia registró el mayor superávit comercial en nueve años por exportaciones, sobre todo agrícolas y ganaderas.