Bolivia: Santa Cruz vive el séptimo día una huelga que divide a oficialistas y opositores

© Juan Carlos Torrejón / EFE

Los ánimos en Bolivia siguen tensos en el séptimo día de una huelga en Santa Cruz, la región más poblada del país y una de las principales exportadoras nacionales. Los manifestantes buscan que se realice un censo en 2023, asegurando que existe un subregistro que está afectando los recursos asignados al departamento y su participación en el Congreso. El Gobierno sigue buscando llevarlo a cabo en 2024. Además, el presidente Luis Arce dirigió un nuevo encuentro que buscó soluciones al paro.

Santa Cruz, la región más poblada de Bolivia, cumple siete días de huelga. Opositores al presidente Luis Arce han entrado en un paro indefinido buscando que se realice un censo en 2023, a diferencia de la propuesta del Gobierno de llevarlo a cabo en 2024.

La jornada estuvo marcada por multitudinarias marchas y la multiplicación de los bloqueos en las rutas, ya que los conductores de buses de transporte público urbano se unieron a la movilización.

El dirigente Segundo Ricaldi afirmó para la agencia de noticias EFE que los transportistas están "perjudicados" con siete días sin poder trabajar. “Sin plata qué vamos a hacer. Hay una situación que estamos pasando, nuestra familia está mal, no sabemos de dónde sacar plata para pagar al banco", aseguró.

Además, la ciudad de Santa Cruz, la capital regional, amaneció con una acumulación de basura en las calles debido a que el ingreso al relleno sanitario de la ciudad está cercado hace tres días. Un "contraataque" de sectores afines al Gobierno, que están en desacuerdo con la huelga.

Buscando que se levante el paro, sectores oficialistas también han cerrado cuatro carreteras que conectan dicha ciudad con el resto del país. Así, han impedido el paso de alimentos, vehículos y personas.


Leer más sobre FRANCE24

Leer tambien:
Bolivia: fracasa el diálogo entre manifestantes y Gobierno sobre la realización de un censo