Bolivia rechaza insinuación de Perú sobre injerencia

LA PAZ, Bolivia (AP) — La cancillería de Bolivia rechazó el martes la insinuación de una “supuesta injerencia” del presidente Luis Arce en los asuntos internos de Perú después de que ese país emitió una enérgica protesta por declaraciones del mandatario boliviano.

“Bolivia respeta el derecho internacional y el principio de no intervención. No aceptamos la insinuación sobre una supuesta injerencia en asuntos internos de la República del Perú, con quien mantenemos una histórica relación entre pueblos hermanos”, señaló la cancillería boliviana en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

Fue en repuesta a otra publicación en la misma red social que hizo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú en el que sostuvo que había entregado una nota al embajador de Bolivia en la que le transmitió "una enérgica protesta por las declaraciones del presidente Luis Arce sobre temas de política interna”.

El sábado, en un acto público, el mandatario boliviano se refirió a la crisis que vive Perú y expresó que el “pueblo peruano está en una lucha por recuperar su democracia y también por recuperar el derecho a elegir un gobierno que los represente”.

Arce no se había referido antes al conflicto en Perú, con protestas violentas y decenas de fallecidos tras la destitución del mandatario Pedro Castillo.

El gobierno de la presidenta Dina Boluarte y el Congreso peruano han señalado por presunta intervención desde Bolivia al expresidente Evo Morales (2006-2019) y le han prohibido el ingreso a Perú.

Morales ha negado las acusaciones y ha acusado a Boluarte de buscar culpables a su mal manejo del conflicto.

Arce es el heredero político de Morales, quien se vio obligado a renunciar en 2019 después de un estallido social por denuncias de fraude electoral en los fallidos comicios de ese año en los que buscaba un cuarto mandato consecutivo. El conflicto posterior a las fallidas elecciones dejó 37 muertos.