Bolivia: no invitará ni a Evo ni a Maduro a la asunción de Arce

LA NACION
·2  min de lectura

LA PAZ.- El gobierno saliente de Bolivia , encabezado por la derechista Jeanine Áñez , no invitará al expresidente Evo Morales ni al mandatario de Venezuela , Nicolás Maduro , a la posesión del nuevo presidente Luis Arce, el próximo 8 de noviembre, informó hoy la cancillería.

Aunque hace dos días la ministra de Exteriores Karen Longaric había dicho que Evo sería invitado, junto con todos los otros exjefes de Estado bolivianos, la postura oficial del gobierno de La Paz se fijó en un comunicado publicado hoy.

La Policía se prepara para desalojar el campo de la familia Etchevehere

En el documento se sostiene que no invitarán al líder del Movimiento al Socialismo (MAS) por considerar que fue hostil al proceso democrático boliviano, y también porque su presencia en el país generará tensión social y política.

Sobre Maduro, el comunicado se limita a subrayar que Bolivia reconoce al gobierno del presidente encargado Juan Guaidó como el legítimo de Venezuela.

Presupuesto: sorpresa en Diputados por una decisión de Máximo Kirchner

El gobierno entrante de Arce no emitió ningún comentario sobre esta decisión. De todos modos, los dos podrían ser formalmente invitados por la delegación del MAS que trabaja con el gobierno saliente en la fase de transición

La administración de Áñez emitió un decreto para organizar los actos para la transmisión del gobierno al izquierdista Arce, contundente ganador de las elecciones generales del pasado 18 en primera vuelta con el 55% de los votos, frente al 28% del candidato de centroizquierda Carlos Mesa.

Evo, refugiado desde fines de 2019 en la Argentina, confirmó que retornará a su país el lunes 9 del próximo mes, un día después de la posesión de Arce.

El gobierno transitorio boliviano, apenas instalado en el poder en noviembre de 2019, tras la renuncia de Evo a la presidencia, rompió las relaciones con Venezuela que fueron muy estrechas durante los 14 años de gobierno del dimitente.

Áñez había denunciado entonces intromisión venezolana en los asuntos internos de Bolivia y también ordenó el abandono del bloque político-económico Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) que había impulsado el fallecido mandatario Hugo Chávez .

Este jueves se produjo el primer encuentro entre los dos equipos de coordinación con la administración saliente para conversar sobre los actos protocolares.

Marianela Prada, que forma parte de la coordinación del nuevo presidente Arce, informó de manera general que "hemos pedido que se haga un corte administrativo inmediato, que el gobierno saliente ya no tome decisiones que comprometen la política económica y social de nuestro país".

Agencias ANSA y AFP