Bolivia expresa solidaridad con Francia Márquez tras el intento de atentado

La Paz, 11 ene (EFE).- El Gobierno boliviano expresó su solidaridad con la vicepresidenta de Colombia, Francia Márquez, luego de denunciar un intento de atentado en la vía que conduce a su residencia familiar en la que su equipo de seguridad encontró explosivos.

La Cancillería boliviana publicó en Twitter un mensaje expresando su "solidaridad" con Márquez ante el atentado "contra su vida" y reiteró su apoyo a la vicepresidenta, al Gobierno de Gustavo Petro, y al "pueblo colombiano".

Asimismo, el expresidente Evo Morales condenó "el intento de asesinato en contra de nuestra hermana" Márquez.

"Nuestra solidaridad y respaldo a la primera vicepresidenta afrodescendiente de la historia de Colombia. Fuerza hermana Francia, tu integridad y el apoyo de tu pueblo derrotarán a la derecha racista", señala Morales en su mensaje.

Márquez denunció el martes a través de sus redes sociales el hallazgo de un artefacto con más de 7 kilos de material explosivo que "fue destruido de manera controlada por personal antiexplosivos de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol de la Policía (Sijin) de la Policía Nacional colombiana.

Ante esa situación, varios sectores políticos y sociales colombianos mostraron su apoyo a la vicepresidenta.

De igual manera, la oficina de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia condenó a través de sus redes sociales que se haya querido "atentar contra la vida" de Márquez.

La vicepresidenta visitó Bolivia en julio del año pasado en el marco de una gira por Suramérica en el que se reunió con autoridades bolivianas y sostuvo algunos encuentros con organizaciones sociales en el país y el presidente de Bolivia, Luis Arce, asistió a la investidura de Petro en agosto del año pasado.

Márquez es una reconocida activista y abogada procedente de Suárez, en el departamento del Cauca (suroeste), una de las zonas más golpeadas por el conflicto, y se convirtió en la primera mujer afro vicepresidenta de Colombia.

(c) Agencia EFE