Bolivia-Ecuador, un duelo para entendidos de la altura

CARLOS VALDEZ
·2  min de lectura
Michael Estrada (izquierda) festeja con Mario Pineida, su compañero de la selección de Ecuador, durante un encuentro ante Uruguay, correspondiente a la eliminatoria mundialista y realizado en Quito el martes 13 de octubre de 2020 (Rodrigo Buendia/Pool via AP)
Michael Estrada (izquierda) festeja con Mario Pineida, su compañero de la selección de Ecuador, durante un encuentro ante Uruguay, correspondiente a la eliminatoria mundialista y realizado en Quito el martes 13 de octubre de 2020 (Rodrigo Buendia/Pool via AP)

LA PAZ (AP) — Bolivia y Ecuador llamaron a sus mejores jugadores de altura para encarar la tercera fecha de la eliminatoria mundialista a Qatar 2022 que para los bolivianos será un duelo crucial para levantar cabeza tras caer por goleada en Brasil y perder en casa ante Argentina en las dos fechas iniciales.

Los bolivianos aseguran que no pueden ceder puntos en casa siendo favoritos en la altura de La Paz (3.650 metros) y buscarán recuperar confianza de su hinchada; Ecuador no se confía, pero sabe que tiene las armas con jugadores habituados a jugar en los 2.850 metros de Quito.

“Este partido será fundamental para dar el primer paso en la levantada de Bolivia. No podemos perder de local, tenemos que ganar”, dijo el lateral derecho Diego Bejarano.

El técnico de Ecuador, el argentino Gustavo Alfaro, se mostró cauteloso. En las prácticas ensayó un equipo corto con intensidad de juego para controlar un rápido desgaste físico. En el equipo que traerá a La Paz están diez que habitualmente juegan en la altura.

“Hemos tenido buenos rendimientos, pero no podemos creer que ya tenemos todo solucionado”, dijo “lo peor que le puede pasar a Ecuador es creer que es favorito ante Bolivia”.

Con una derrota de visitantes ante Argentina (1-0) y una victoria en casa frente a Uruguay (4-2), los ecuatorianos tienen tres puntos y están en la mitad de la tabla. Sin puntos en sus dos primeros partidos, Bolivia está en el fondo en uno de sus peores arranques en una eliminatoria.

El técnico de Bolivia, el venezolano César Farías, cambiará gran parte del plantel por un equipo con base en jugadores de Bolívar y Strongest de La Paz. Con el torneo local paralizado desde marzo por la pandemia del nuevo coronavirus, Bolívar es uno de dos clubes en actividad y acaba de clasificar a los octavos de la Copa Sudamericana.

Farías ensayó con experimentados jugadores en el medio terreno y es previsible que la dupla ofensiva esté Marcelo Martins (33 años) del Cruzeiro brasileño acompañado del juvenil Víctor Abrego para dar aceleración al ataque.

La crisis del fútbol boliviano es de larga data, pero el actual es uno de los peores momentos, según expertos, jugadores y dirigentes.

La paralización del torno restó ritmo y competencia y eso está pasando factura. Además, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) atraviesa una crisis por la disputa de su presidencia tras la muerte en julio del titular César Salinas con COVID-19.

Bolivia no clasifica a un mundial desde 1994. En cambio Ecuador, con tres participaciones en el torneo más grande del fútbol, la Última que estuvo fue en 2014.