Bolivia descarta recetas del FMI por anticuadas

·2  min de lectura

LA PAZ, Bolivia (AP) — El ministro de Economía de Bolivia descartó por anticuadas las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional de recortar gastos y reducir subsidios a los combustibles y dijo que sin esas recetas el gobierno izquierdista ha logrado por más de 16 años estabilidad económica con una de las tasas de inflación más bajas del continente.

“El FMI repite sus viejas recetas. Somos un país soberano y ya no aceptamos sus directrices. Llevamos más de 16 años con políticas independientes y hemos logrado resultados: estabilidad económica, reducción de la pobreza y de la desigualdad”, dijo el viernes el ministro Marcelo Montenegro.

En sus recomendaciones formuladas hace dos días, el FMI dijo que en Bolivia “la recuperación” de la recesión provocada por la pandemia "ha sido más rápida de lo esperado”, con un superávit en la cuenta corriente del 2% del Producto Interno Bruto en 2021, una inflación de 1,9% en junio de 2022 y una proyección de crecimiento de 3,8% para este año.

Pero aconsejó reducir la subvención a los combustibles, aplicar un tipo de cambio “flexible” de la moneda boliviana frente al dólar y no fijo como rige desde hace una década; ampliar los impuestos a los informales y eliminar un bono salarial de fin de año, entre otras recomendaciones.

Según el ministro de Economía, la clave del “milagro económico” boliviano no está en apostar a las exportaciones “porque sentirás los remezones externos”, sino en estimular la demanda interna sin dejar de exportar y “redistribuir los excedentes que generan las empresas públicas”. Montenegro dijo que la extrema pobreza cayó nuevamente al 11,1% este año después de haber subido a 13% por la pandemia de COVID-19.

El profesor de Economía de la Universidad Católica de Bolivia, Gonzalo Chávez, sostuvo en su cuenta de Twitter que el FMI recomienda "las mismas cosas a todos. El mundo ha cambiado y ellos siguen dando las mismas recetas y con eso sólo refuerzan la posición nacionalista de los gobiernos”.

Para Chávez lo más importante de las recomendaciones es resolver el déficit fiscal que es "insostenible” -un 8,5% del PIB-, recortar gastos y buscar inversiones externas en las que, dijo, el gobierno no ha mostrado la misma eficacia.