Bolivia: Campañas políticas y anuncios de paro en pandemia

PAOLA FLORES
·2  min de lectura

LA PAZ (AP) — En pleno rebrote del nuevo coronavirus en Bolivia se intensificaron las campañas políticas y se produjo la amenaza de un paro médico mientras el país se alista para iniciar clases no presenciales.

Los candidatos a gobernadores y alcaldes realizaron este fin de semana caravanas y eventos públicos rumbo a las elecciones del 7 de marzo.

El mismo presidente, Luis Arce, estuvo en un evento con una candidata a la alcaldía por su partido el Movimiento Al Socialismo (MAS), sin mascarilla ni distanciamiento social, tocando guitarra. Otros candidatos solo llevaban mascaras transparentes sin barbijo, y otros visitaron mercados, generando aglomeraciones.

Entre tanto surgía la amenaza de un paro médico en rechazo de un proyecto de ley que prohibiría la huelga de trabajadores de salud, y abriría la posibilidad de la contratación de personal extranjero. El sector médico anunció un paro en protesta desde el lunes.

Los eventos ocurrirán el mismo día que comenzarán las clases a nivel inicial, primaria y secundaria en su mayoría a distancia, aunque también se prevé que sean presenciales en lugares de menor asistencia

El ministro de Salud, Rubén Quelca explicó que este año se distribuirá textos y se aplicará una herramienta digital para los estudiantes para garantizar una educación a distancia.

Las autoridades de salud han proyectado que en febrero se dará el pico más alto de contagios de COVID-19.

En tanto, el país recibió un lote de 20.000 vacunas Sputnik V y un día después inició la vacunación al personal en salud. Sin embargo, este primer paquete solo llegará a un 5% de los médicos, enfermeras, entre otros.

Bolivia para inmunizar a la población necesita 15 millones de dosis, por lo que el gobierno concretó la compra de vacunas no solo del laboratorio ruso sino también de AstraZeneca y de la Universidad de Oxford, dijo el vocero presidencial, Jorge Richter