Bolivia busca más vacunas al margen de la rusa

CARLOS VALDEZ
·2  min de lectura

LA PAZ (AP) — El presidente boliviano Luis Arce anunció el martes gestiones para comprar otras vacunas al margen de la rusa Sputnik V para hacer frente a un rebrote del nuevo coronavirus que llegó antes de lo previsto por las autoridades.

“Además de 5,2 millones de vacunas Sputnik V y las dosis que llegarán bajo el sistema Covax, estamos gestionando más vacunas para la inmunización de la población”, publicó el mandatario en Twitter y dijo que las gestiones se hacen con gobiernos y laboratorios excluyendo “intermediarios”.

El contrato suscrito la semana pasada prevé la llegada de 1,7 millones de dosis de la vacuna rusa para fines de marzo. Para enero se esperan 6.000 unidades para inmunizar al personal médico.

El anuncio de Arce intenta calmar la presión de las autoridades de la provincia oriental de Santa Cruz, la más castigada por el rebrote, quienes anunciaron la compra de vacunas por su cuenta, lo que fue descartado por el gobierno.

Arce reunió la víspera a gobernadores y alcaldes para acordar un “plan estratégico” en medio de fuertes pugnas por el mermado presupuesto que ha puesto en riesgo la recontratación de 6.000 médicos y paramédicos y la compra de suministros.

Los contagios han vuelto a sobrepasar los 1.000 por día como ocurrió en el pico de la primera ola. Las autoridades sanitarias anticipan que la nueva escalada durará cinco semanas y que podría ser severa debido a un relajamiento y la normalización de las actividades, reconoció Ramiro Narváez, director del Servicio de Salud Pública de La Paz.

Hasta el martes el Ministerio de Salud ha reportado 163.671 contagios y 9.219 decesos desde que comenzó la pandemia en marzo del año pasado.

En los principales hospitales públicos ya no hay espacios en las unidades de terapia intensiva. Las televisoras difunden imágenes de gente suplicando atención en las puertas de los hospitales para pacientes graves.

“Estamos en la situación de antes: faltan médicos, escasean las unidades de terapia intensiva, el personal médico está enfermando”, lamentó el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea. “Hemos olvidado rápido las conductas colectivas. El comercio callejero y las aglomeraciones de gente están propagando el virus rápido y esto va a seguir", dijo el médico Carlos Aguirre.

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, ha vuelto a enfermar de COVID-19 y está aislado. Soledad Chapetón, alcaldesa de El Alto, ciudad vecina de La Paz, también contrajo el virus, así como dos ministros de Arce.