Bolivia auditará la venta de electricidad a Argentina que dejó pendiente Morales

Agencia EFE

La Paz, 21 ene (EFE).- El Gobierno interino de Bolivia anunció este martes que auditará un proyecto de venta de electricidad a Argentina, impulsado en la gestión de Evo Morales, tras considerar que fue "una mentira" y que está "mal hecho".

La conclusión de que todo "era una mentira" y que "era una falacia" se basa tras una visita que efectuaron las autoridades bolivianas a la empresa encargada del proyecto en Argentina, aseguró en una rueda de prensa el ministro interino de Energías, Rodrigo Guzmán.

La autoridad sostuvo que el proyecto no está terminado, que "nunca estuvo bien hecho" en términos financieros y que para terminar los tendidos de electricidad se necesitan al menos 10 millones de dólares adicionales al presupuesto inicial que era de aproximadamente 25 millones.

"Lo peor de todo es que no se tiene un contrato, no se tiene un convenio donde quede establecido los volúmenes de exportación ni mucho menos los precios a los que se va a vender en el país vecino", insinuó Guzmán.

En septiembre de 2018 Morales anunció que Bolivia "podría estar exportando 100 megavatios a Argentina" en 2019 si es que se concluía un red de transmisión de electricidad, algo que fue corroborado por su entonces ministro de Energías, Rafael Alarcón.

La administración de Morales estimó que los beneficios por la venta de electricidad a Argentina podían ser de al menos 30 millones de dólares.

No obstante, Guzmán sostuvo que en caso de que el proyecto se concluya, Bolivia tendría que competir con las otras empresas argentinas y para ello es necesario establecer cuáles podrían ser los precios de venta.

Es por ello que el ministro solicitó una auditoría legal, financiera y técnica de este proyecto que a su juicio "estuvo mal concebido".

La auditoría servirá también para analizar si el tendido para la exportación de electricidad a Argentina "iba a alcanzar para exportar volúmenes importantes" que puedan generar recursos para el país.

Una vez que se tengan los resultados de la auditoría, el Gobierno boliviano recién tomará una determinación sobre la continuidad del proyecto ya que hasta el momento no genera ningún beneficio para el país, precisó el ministro.

Además Guzmán anunció que trabajan con Brasil para encarar proyectos de exportación de energía eléctrica y que una comisión ya se encuentra en aquel país para lograr acuerdos.

"En este Gobierno de transición estamos trabajando para que podamos garantizar o, por lo menos, dejar la base fundamental para que Bolivia pueda exportar energía al país de Brasil", finalizó el ministro.

(c) Agencia EFE