Bolivia: A dos años de gestión, Arce enfrenta protestas

LA PAZ, Bolivia (AP) — El presidente Luis Arce cumplió el martes su segundo año de gobierno y resaltó entre sus logros la baja tasa de inflación en la nación andina. Sin embargo, el gobierno del líder izquierdista atraviesa crecientes conflictos sociales y una pugna interna en su partido que comanda el expresidente Evo Morales.

“Bolivia se posiciona como la economía con la menor inflación de la región y una de las más bajas a nivel mundial", destacó Arce al presentar un informe ante el Congreso, rodeado por seguidores que coreaban “¡Lucho, el pueblo está contigo!”.

El gobernante, de 59 años, refirió que la inflación acumulada de enero a septiembre fue de 1,76%, mientras que la anual —de septiembre 2021 a septiembre 2022— alcanzó el 1,89%, muy por debajo respecto a los demás países de la región.

Arce, ex ministro de Economía durante casi los 14 años de gobierno de Morales, resaltó que en 2021 Bolivia registró a su vez un crecimiento del PIB del 6%, tras una caída de -8% el año anterior debido a los efectos de la pandemia.

Al inicio de su discurso, legisladores de la oposición le gritaron al presidente: “censo”.

El gobierno enfrenta una la huelga indefinida que lleva más de dos semanas en la provincia de Santa Cruz, el motor económico del país, para reclamarme por la postergación de un censo de población para el 2024. Impulsada por un Comité Cívico y respaldada por el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho —líder del segundo partido de la oposición— la medida de presión ha ganado adhesiones en otras regiones. Sin embargo, sindicatos agrarios apoyan al gobernante de izquierda.

Los analistas han criticado al gobierno por dejar que el conflicto se prolongue, tras señalar que ya impacta negativamente en el precio de los alimentos y el normal abastecimiento de los combustibles.

Por otro lado, Arce también enfrenta pugnas internas en su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS). Una rivalidad entre Arce con el expresidente Morales, que es jefe del MAS, se hizo mucho más evidente esta semana con la disputa de la presidencia del Congreso, donde fue elegido un diputado afín del gobernante.

El analista político Paul Coca señaló que el gobierno de Arce está en una especie de “aislamiento voluntario” y “débil” porque —explica— no se lo ha visto en un acercamiento con un sector en específico. “El gobierno está ignorando una problemática social ... y los desaciertos están siendo aprovechados por Morales”, agregó Coca. Morales (2006-2019) ha criticado el manejo del conflicto y ha pedido una pronta solución.