Cómo es la boleta única de papel que se debate en el Congreso y qué chances hay de que se apruebe

·2  min de lectura
Modelo de Boleta Única dos
Modelo de Boleta Única dos

Después del triunfo opositor en Diputados, el kirchnerismo se encamina a congelar el tratamiento en el Senado del proyecto que propone aplicar la boleta única de papel como nuevo instrumento de votación a partir de las próximas elecciones. En la Cámara alta, donde el oficialismo es la primera minoría, la vicepresidenta Cristina Kirchner confía en que logrará bloquear el avance de la iniciativa, que deberá pasar el filtro de la estratégica Comisión de Asuntos Constitucionales, antes de llegar al recinto.

Los “Pingüinos”, La Cámpora y la vieja guardia: la familia kirchnerista en el área más sensible que reporta a Cristina Kirchner

Las espadas legislativas del kirchnerismo en el Senado activaron gestiones durante las últimas horas para congelar el impulso de la reforma, pese a los esfuerzos del interbloque de Juntos por el Cambio, que conduce el radical Alfredo Cornejo, para destrabar la discusión y persuadir a los senadores oficialistas Guillermo Snopek (Jujuy), Carlos Espínola (Corrientes) y Edgardo Kueider (Entre Ríos), quienes apoyan o presentaron proyectos para implementar la boleta única de papel.

Para avalar la iniciativa en el recinto, la oposición debería reunir una mayoría absoluta de 37 votos -lo establecido por la Constitución Nacional para aprobar una reforma electoral-. Por ahora, Juntos por el Cambio, que tiene garantizados los 33 votos de su bancada, logró sumar el respaldo de Alejandra Vigo, que responde al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti. En el conglomerado opositor también buscan convencer a Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro) para llegar a los 35 votos. Les faltarían dos senadores más para alcanzar el umbral que exige la carta magna.

Ante los sondeos de la oposición, Snopek puso una condición muy difícil para dar su respaldo al proyecto: que el gobernador Gerardo Morales, su contrincante en Jujuy, aplique antes el sistema en esa provincia. Por eso, JxC intensificó el operativo para seducir a Espínola y Kueider.

Sin embargo, el principal obstáculo para la reforma es la Comisión de Asuntos Constitucionales, que preside Snopek y es controlada por el Frente de Todos. “No creo que sea tan fácil que se apruebe acá en el Senado”, advirtió el jefe del interbloque del Frente de Todos en el Senado, José Mayans (Formosa). Está claro que el oficialismo trabajará para no tenga despacho de comisión.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.